En Manizales Humberto de la Calle habla de disidentes, Uribe y Paz

El ex jefe negociador de los acuerdos de paz presentó su libro, Revelaciones al final de una guerra.

Humberto de la Calle Lombana en Manizales /

Humberto de la Calle Lombana, exjefe negociador de los acuerdos de paz y excandidato presidencial, visitó Manizales donde ante un público principalmente joven hablo de los detalles del acuerdo, pero también en diálogo con los medios de comunicación habló sobre los avances del acuerdo de paz.

¿Cuál es el mapa actual del proceso de paz?
En lo que corresponde a las FARC, el grueso sigue cumpliendo y está a la espera de la jurisdicción especial y moviéndose en esa dirección,

En segundo lugar, yo lo dije, le reconozco al gobierno que en lo que tiene que ver con la reincorporación hay como una nueva visión, y yo confío en que eso va a caminar bien, pero eso no es todo el acuerdo, el acuerdo incluye la reforma rural integral, el acuerdo incluye la limpieza de la política, algo que ha quedado pospuesto y el acuerdo incluye una jurisdicción transicional para todos los responsables.

Hay quienes critican a las FARC con razón, las FARC cometieron todo tipo de atrocidades, eso es verdad, pero no fueron los únicos, si uno no lleva a la jurisdicción transicional a todos los actores, pues deja una semilla de violencia, luego dijéramos que yo sigo creyendo que vamos por buen camino y vamos a salir adelante, pero también mi llamado al gobierno es que el cumplimiento tiene que ser integral y no solo un cumplimiento parcial frente a los guerrilleros rasos que es lo que el gobierno explícitamente ha dicho.

¿Que opina frente a lo sucedido con la disidencia de las FARC?
Lo de Márquez y Santrich es abominable, es una verdadera traición, esos señores se salieron del acuerdo y allí lo que tiene que responder el estado es con todos los instrumentos que da la legalidad, pero eso no debe indicarle a los Colombianos que todo esto ha fracasado porque 10 mil de esos combatientes siguen firmes, como lo señalan las propias cifras oficiales, y el partido que se creó después del acuerdo, ha criticado y condenado duramente a Márquez y a Santrich, y siguen firmemente buscando el cumplimiento de los acuerdos.

Ese es el punto clave porque creo que lo que le conviene a Colombia es cumplir el acuerdo y a mí preocupa naturalmente por parte del gobierno, aun cuando ha cambiado un poco la situación, de forma benéfica, pero todavía hay digamos algunas movidas dirigidas a perturbar el cuerdo.

¿Cómo ve la situación del país frente al proceso de indagatoria que presentó el senador Álvaro Uribe Vélez?
Yo creo que Colombia debería ser netamente institucional, a mí me parece que una sociedad está enferma, si hay todos los días ataques a la organización judicial, pero también está enferma si otros tienen que salir a defender las cortes, las cortes no deberían necesitar defensa ni deberían estar sometidas al vaivén de la opinión pública; esperemos con tranquilidad que la justicia decida y lo que tenemos que recoger los colombianos es, algo de fe en la institución judicial porque lo que estamos es destrozando la estantería, es que esto ya no se trata de unas discusiones personales, sino de algo que afecta la solidez y la permanencia del estado.

¿Cómo describe su libro Revelaciones al final de una guerra?
Es un recuento, un testimonio absolutamente verá de lo que pasó, durante los casi 5 años de conversaciones de paz, quise dejar allí un registro histórico, yo me he sorprendido y el editor también porque además ha tenido un éxito en ventas y eso ha significado que este ejercicio lo vengo haciendo en muchas ciudades y ahora agradezco a Manizales que me haya invitado para hablar un poco de esto y naturalmente no solo de lo que ha pasado y la coyuntura y que veo hacia el futuro con alguna preocupación respecto del proceso de paz y lo que nos espera a los colombianos.

Esta es una narración verás porque es genuina y corresponde a lo que yo viví, claro, otras personas pudieron haber vivido otros aspectos de la misma realidad, luego lo que eso significa es que hay distintas maneras de abordar temas tan complejos, pero no, allí se cuenta incluso sin ningún ánimo propagandístico, eso no es como un folleto propagandístico en favor del gobierno de ese entonces, sino un examen crudo y yo diría que profundo, también divertido un poco, de cómo era la vida en la mesa de conversaciones, sobre lo que ocurrió en la Habana y que nos condujo finalmente al acuerdo.

Dijéramos, revelaciones hay muchas, hay desde consideraciones de tipo ético, de por qué la primera crítica que se nos hizo era que era equivocado y reprobable hablar con terroristas, pero cuál fue la reflexión que yo hice para entender al revés que lo que hubiera sido inmoral, era no aprovechar la oportunidad de dar por terminado un conflicto.

Lea También: “Habrá la corrupción más grande en Colombia después de las elecciones”

Vea todas nuestras emisiones en Facebook @CaracolradioManizales, síganos en Twitter @CaracolCaldas o Instagram @Caracol_Manizales y escuche la más completa información en los 1180 AM de Caracol Radio.

Cargando