El panorama de las “chiquitecas” en Bogotá

En los últimos tres años se han intervenido en 28 discotecas ilegales.

En Bogotá existen sitios a los que van menores de edad, a fiestas “clandestinas” que en muchas ocasiones son auspiciadas por adultos, allí se suministran bebidas embriagantes y otras sustancias psicoactivas, como dick, marihuana, popper y cocaína.

Las llamadas “chiquitecas” clandestinas se llevan a cabo en la ciudad desde hace varios años. Sin embargo, al parecer, fue a partir del 2001 cuando el fenómeno comenzó a transformarse.

Según cifras de la Secretaría de Gobierno, además de los 28 establecimientos intervenidos, se han encontrado 1.273 niños, niñas y adolescentes. Estos encuentros se concentraron en las localidades de Antonio Nariño (12 chiquitecas ilegales), Ciudad Bolívar (3) y Usaquén (2).

Le puede interesar: Transmilenio intenta salvar la renovación de flota del SITP

La investigación y los datos de la Policía y la Secretaría de Seguridad indican que además del consumo de drogas, existe un alto riesgo de que en estos espacios se haga uso de armas cortopunzantes y de fuego. Asimismo, al no contar con la supervisión de un adulto, se desarrollan juegos con contenido sexual.

Desde la Secretaría de Seguridad explicaron que las consecuencias para las personas que hagan estas fiestas clandestinas, tienen repercusiones legales , además los sitios que son utilizados para estas reuniones podrían ser sometidas a extinción de dominio.

Cargando