Policía de Bolívar inicia campaña para prevenir abuso sexual contra menores

La jornada se cumplió en el municipio de Arjona

El Grupo de Protección a la Infancia y Adolescencia de la Policía en el departamento de Bolívar, lideró una campaña preventiva contra el abuso sexual en el municipio de Arjona. La iniciativa busca, a través de estrategias lúdicas, enseñar a los menores a autocuidarse y hacer un buen uso del tiempo libre.

A plena luz del día, bajo el inclemente sol se llevó a cabo en el estadio de béisbol de dicha municipalidad, por parte del personal de Infancia y Adolescencia de la Policía Nacional, actividades lúdicas que involucraron no solo a los menores sino también a padres de familia.

Vea también: Procuraduría formula cargos contra exalcalde de Cartagena Dionisio Vélez 

“A través de los juegos tradicionales nos relacionamos con los niños, niñas y adolescentes de estas comunidades. Les ofrecemos charlas sobre cómo prevenir el abuso sexual, la Ruta de Atención, el consumo de sustancias psicoactivas y el pandillismo. Estas actividades se suman a las charlas que brindamos también en los colegios públicos del Departamento”, explicó Alis Cecilia Puello Zambrano, Psicóloga del Centro de Desarrollo Infantil Sembrando Valores.

Hasta la fecha se han beneficiado 800 niños y niñas en el municipio de Arjona. Se espera que la campaña sea replicada a lo largo y ancho del departamento de Bolívar.

Los niños, niñas y adolescentes que participan de la iniciativa reciben el apoyo y vigilancia de los uniformados que a su vez les comparten y desarrollan actividades recreativas, lúdicas, preventivas y educativas.

La campaña se realiza los viernes y sábados en las diferentes comunidades. El Grupo de Infancia y Adolescencia también se desplaza otros días hasta las instituciones educativas del Departamento para realizar las charlas.

Vea también: Alias 'La Madame' aceptó cargos

Según lo manifestado por el Jefe de la Seccional de Protección y Servicios Especiales del Departamento de Policía Bolívar, Mayor Giovanny Vera Vargas, “Estamos llegando a los diferentes colegios tanto públicos como privados, ya que estos son los epicentros desde el cual se eduque, se prevenga y se proteja a la sociedad de los abusadores y este tipo de agresiones”.

Durante estas actividades, los uniformados les enseñan a los menores el valor fundamental de cuidar el cuerpo humano, representándolo como un “Templo Sagrado”, el cual nada ni nadie tiene derecho a vulnerarlo y de buscar ayuda de un familiar o de alguien de confianza, cuando intenten agredirlo de manera violenta y sin el consentimiento de cada uno.

Cargando