En parroquias de Montería esperan el momento de la consagración para robar

Se reportan hurtos en las parroquias San Pedro Claver, en Cereté, y Los Ángeles y La Inmaculada Concepción, en Montería.

()

El padre Eduardo Escudero Bustamante, párroco de la parroquia La Inmaculada Concepción de María, del barrio La Castellana, en el norte de Montería, advirtió que los amigos de lo ajeno se aprovechan del momento de la consagración durante las misas, para hurtar bolsos, billeteras o teléfonos celulares.

El llamado del sacerdote a la feligresía es que a apliquen el undécimo mandamiento: no dar papaya.

Cuando el sacerdote dice “Tomad y comed…”, “Tomad y bebed…” las personas están con los ojos cerrados y de rodillas frente al altar, concentrándose en el misterio, y los ladrones aprovechan ese instante para abrir los bolsos y hurtar los elementos de valor.

Lea también: Denuncian por ‘triple militancia’ a candidato a la Alcaldía de San Antero

Antes de consagrar les digo a los feligreses que coloquen los bolsos adelante. Igual cuando se vayan a arrodillar o cuando se levantan a comulgar que traigan a la mano el bolso, para no dar oportunidad a los delincuentes de aprovecharse de lo ajeno”, dijo el sacerdote.

En las últimas semanas se han reportado robos en las parroquias San Pedro Claver, en Cereté, y Los Ángeles y La Inmaculada Concepción, en Montería.

Una de las personas víctimas de hurto en la iglesia de La Castellana es la madre del médico Javier Romero Ogaza, científico de la Universidad de Harvard.

Cargando