22 DE SEPTIEMBRE DE 2019

"Llevo la pedagogía de Calasanz en las venas"

El fundador de la Asociación 'Niños de Papel' se apresta a inaugurar una nueva sede en Montería. Este sacerdote español completó 50 años en Colombia.

En la recolección de dinero, durante el día internacional de las misiones, nació la vocación religiosa de Manuel Jiménez Tejerizo que entró muy joven al seminario. Se ordenó sacerdote en la comunidad de los Escolapios; estudio en la falda del Montejurra, en los Pirineos. Luego, vino a Colombia para estudiar en la Universidad Pontificia Javeriana de Bogotá.

Lea también: "Los historiadores debemos llevar la contraria": Armando Martínez Garnica

Al país llegó días después de la visita del papa Pablo VI en 1969. Estudió en la capital de la república y luego fue destinado al colegio Calasanz de Cúcuta donde permaneció durante 13 años. En ese tiempo, aprovechaba las jornadas de descanso para ir al Catatumbo donde entró en contacto con la comunidad Motilón-Barí.

Lea también: "Usar la imaginación supera la realidad": Sonia Patricia Díaz

Tras su estadía en la frontera, llegó a Bucaramanga donde creó la Asociación Niños de Papel que se ha transformado con el paso de los años. Esta organización se dedica a tratar a menores con adicciones. Una de las estrategias, denominada Marea fue reconocida entre las experiencias significativas a nivel nacional.

Lea también: "Amo escribir": Diana Saray Giraldo Mesa, directora de Vanguardia

En el Personaje de la Semana, el padre Jiménez Tejerizo revela la fuente de inspiración de tanto trabajo y los planes que hay para lograr mejores resultados en los tratamientos para alejar a los niños de las drogas,el alcohol y aminorar la dependencia al internet.

Cargando