OLA CALOR

Altas temperaturas en Risaralda han afectado el 30% de los cafetales

Familias productoras del grano han decidido dejar que el café se caiga porque no es rentable su recolección.

Desconcertados están los caficultores de este departamento por la pérdida de cerca de 11 mil hectáreas de café, principalmente en municipios como Balboa, Quinchía, Belén de Umbría y Pereira.

Esta situación se debe a las extremas temperaturas que han alcanzado los 38°C en algunos sectores de Risaralda, lo cual ha hecho que los cultivos se maduren antes de tiempo e incluso algunos ya se estén secando.

Lea también: Calor y broca tienen en riesgo los cultivos de café en crecimiento

Duberney Galvis, coordinador de Dignidad Cafetera en Risaralda, manifestó que muchas familias han decidido, incluso, dejar que el café se caiga porque no es rentable su recolección.

"El café no va a salir de la calidad que debe salir y por lo tanto lo van a pagar a un menor precio y los granos que caigan del árbol pueden contribuir a la proliferación de plagas, es decir, que lo que va a generar esta cosecha es pérdidas", indicó Galvis.  

Lea también: La cosecha cafetera, una opción para los venezolanos

Agregó que esta problemática se suma a la crítica situación por la que ha venido atravesando el sector que se ha caracterizado por sostener la economía de la región cafetera, pero que parece haber sido olvidado por el Gobierno Nacional.

Cargando