¿Cómo va Barranquilla?

Si bien Barranquilla ha tenido avances durante los últimos dos periodos, aún existen retos que el próximo mandatario deberá afrontar, entre los que se destacan movilidad, seguridad, empleo y espacio público, en donde persisten indicadores por debajo de otras capitales.

En materia de movilidad urbana, existe el gran reto de poner en marcha el Sistema Integrado de Transporte para ampliar el número de pasajeros movilizados ya que Barranquilla ocupa la segunda ciudad en donde su Sistema Masivo transporta menos pasajeros con un 15%

Materializar el proyecto del tren lijero por la calle 30 e integrarlo con rutas urbanas también es otro de los desafíos en la ciudad.

Para los taxistas y ciudadanía, es necesario que se ponga en marcha el taxímetro, el cual ha sido aplazado en al menos seis ocasiones durante los últimos años.

Según Barranquilla Cómo Vamos, hubo una reducción en la incidencia de la pobreza monetaria de 23 puntos porcentuales pasar de 43,3% en el 2008, a 20% en 2018, lo que significa que 20.880 personas dejaron de estar en situación de pobreza.

Sin embargo, la tasa de pobreza monetaria en ciudades como Bucaramanga es del 12% y en Bogotá del 12,4% por lo que se debe seguir trabajando.

La seguridad es el lunar en Barranquilla ya que priman denuncias por atracos y muertes violentas al registrase en 2017 45,7 casos por cada 100 mil habitantes.

Según la red de ciudades Como Vamos, el desempleo hoy en Barranquilla es una de las tasas más bajas a nivel nacional, aunque la informalidad sea del 60% y viene en aumento durante los últimos años teniendo en cuenta que la tasa en 2017 fue del 55,2% en el tercer trimestre de ese año y para el mismo período del 2018 llegó a 55,4%.

Cargando