“Parecíamos depredadores de la vida”: Ex jefe de Autodefensas

Ex comandantes de las Auc y Farc confesaron sus cruentos hechos en Norte de Santander.

Conversatorios de paz Foto El Espectador ARCHIVO /

Un hecho sin precedentes ocurrió en la historia de Norte de Santander. Hoy se encontraron el ex jefe de las Autodefensas de Norte de Santander Jorge Ivan Laverde “Alias El Iguano” y el Excomandante del Frente 33 de las Farc Ruben Zamora para hablar de su participación en la cruenta guerra que libraron los dos grupos en el oriente del país.

El ex cabecilla paramilitar dijo que “parecíamos depredadores unos y otros acabando con la vida de seres humanos porque simplemente otros lo señalaban, porque algunas instituciones del Estado entregaban información o listas porque estas personas hacían parte de grupos subversivos o bandas que desestabilizaban el orden de las comunidades. Se benefició mucha gente al paso que íbamos ganando terrenos otros venían atrás beneficiándose del dolor y de la sangre que allí murieron”.

Lea también: Sicarios atacan familia venezolana en Cúcuta

Mientras tanto el ex jefe de las Farc dijo que ese grupo no dimensionó la magnitud del conflicto que se había desatado “nosotros sufrimos una guerra que jamás la imaginé, es (sic) el momento más doloroso de la guerra entre 1999 y 2004. Todo se volcó contra la zona del Catatumbo, el ejercito las Auc. Todas las autoridades estaban alineadas con la guerra y nosotros nos caíamos muchas veces y nos volvíamos a levantar. Lograron sobrevivir por las comunidades campesinas que estaban ahí resistiendo” dijo el ex líder guerrillero.

"Fue muy difícil, tremendamente difícil. Intereses políticos y económicos que aún tienen presencia en el departamento estaban allí promoviendo ese conflicto…Será que conoceremos la verdad de todo lo que paso en Norte de Santander (…)?" se preguntó.

Mientras tanto el Comisionado para la verdad Saul Franco hizo un llamado sobre la necesidad de buscar la verdad, dijo que “nosotros no estamos para atribuciones procesales, nosotros no vamos a pasar información a la JEP porque no podemos hacerlo. Nosotros estamos trabajando despojo, minas antipersona, homicidios y violencia e incluso tortura que en este país ha habido mucho más de lo que creemos hecha por los distintos actores. Es otro caso de inhumanidad supremamente grave…”

Lea también: Expresidente de la Cámara propone cierre de frontera con Venezuela

Entretanto, la iglesia representada en el Obispo de Tibú Omar Sánchez, destacó la importancia del evento y dijo “la verdad es libertad, la verdad sana”, la verdad de un conflicto es distinto.Hay dos variables que aprietan esta verdad el interés de las víctimas y la sociedad por la justicia y otra gran variable es como ese anhelo de una verdad total que yo no sé si eso es posible... Y por qué es difícil?

Yo consideraría tres cosas: se trata de hablar del dolor humano, porque hoy en el lugar que están ellos mismos se aterran hasta dónde fue la guerra y de qué fueron capaces, y el ser humano lastimado despoja de ideología a cualquiera (...)".

Fue un extenso diálogo en el que los ex combatientes recordaron sus hechos atroces, los explicaron y también dejaron ver el respaldo de algunos sectores sociales a sus propósitos.

El evento fue apoyado por la Embajada de Alemania y liderado por la Organización Colombia 2020 y el diario El Espectador.

Cargando