¡Encadenadas por la salud de su hijo y sobrino!

Así estuvieron dos mujeres, durante varias horas, en las instalaciones de Medimás.

El drama del pequeño Santiago Arévalo, de 4 años de edad, ha conmocionado a todos los que escuchan su historia. Nació con hidrocefalia congénita obstructiva por lo que, desde que era bebé, ha requerido de atención especial y tratamientos médicos constantes.

Hace dos meses fue hospitalizado en el San Jorge debido a que su estado de salud fue empeorando y requiere con urgencia una cirugía.

Su mamá Mayerly y su tía Jazmín Arévalo decidieron encadenarse de la puerta principal de una de las sedes de Medimás para exigir la autorización y el giro de anticipo para el procedimiento que requiere Santiago.

Después de cuatro horas con cadenas en sus cinturas y manos fueron atendidas por directivos de la EPS Medimás quienes firmaron un compromiso para autorizar y hacer las gestiones pertinentes para la cirugía. Además, les entregaron un formato de anticipo de pagos para el Hospital Universitario San Jorge.

Jazmín y Mayerly esperan que Medimás cumpla y este próximo 20 de agosto el pequeño Santiago sea intervenido quirúrgicamente.

Lea también: Pacientes con VIH y cáncer afiliados a la EPS Medimás están en el limbo.

Cargando