Imponente cierre de la celebración del Bicentenario en Tunja, Boyacá

Con un montaje de alto formato, y un derroche de arte y música, quedó para la historia el bicentenario de la Independencia.

Impecable, inolvidable, conmovedor, y 100% Boyacense, así fue el cierre de la celebración del 7 de agosto en la plaza de Bolívar de Tunja, donde se conmemoraron los 200 años de la independencia de Colombia. Sobre un escenario y montaje de alto formato, un ensamble entre la sinfónica Nacional de Colombia y artistas nacionales como Maia, Walter Silva y el Cholo Valderrama, le pusieron Alegría a la fría noche.

Posteriormente, y por primera vez en Tunja, la presentación de un video mapping se robó el show, pues los proyectores de vídeo desplegaron animaciones e imágenes en las paredes que rodean la plaza de Bolívar, mostrando los hechos históricos que
Permitieron la gesta libertadora, y recreando la lucha patriótica de hace 200 años. Este espectáculo se repetirá todas las noches hasta el 9 de agosto en la plaza de Bolívar de Tunja.

La ministra de cultura, Carmen Vásquez, sostuvo que la celebración, demuestra el impulso de la economía naranja: “y nuestra apuesta es que la cultura genere otros vamos agregados para el desarrollo; llegó la hora de los creativos, de los talentosos, de los artistas, y lo vimos en el escenario de esta histórica conmemoración”.

Con broche de oro se cerró la noche del 7 de agosto, con la puesta en escena de “crisol mágico”un performance de artes escénicas de gran formato que incluye danza, teatro, artes, música de cámara y popular, y artesanos en vivo, con 340 artistas de Boyacá, que hicieron memoria de nuestra herencia indígena y de la conquista española, pero que además, dejaron en alto la calidad del arte boyacense y la pulcritud del talento de la tierra de la libertad.

Jhon daza, uno de los directores de la producción teatral, puntualizó que “se trata de un espectáculo nunca antes visto en Boyacá, todo un ensamblaje de varias experticias artísticas, para revelar con todo el detalle, la rigurosidad del arte boyacense, 200 años después de la batalla de Boyacá".

Además, la carranga, música campesina autóctona del altiplano cundiboyacense y de Santander, se tornó conmovedora, en la voz de ‘La Carranguerita”.

Toda la puesta en escena, cuya tarima fue la misma en la que se posó el papa Francisco en su visita a Bogotá en septiembre del 2017, fue calificada como “el evento cultural más importante de la historia de Colombia”, un espectáculo de talla internacional, que sin lugar a dudas, nos hizo sentir más colombianos que nunca al traer a la memoria lo que ocurrió 200 años atrás para lograr una Colombia libre.

Con la presencia de más de 20 mil espectadores, del presidente Iván Duque, la primera dama de la nación María Juliana Ruiz, y otros funcionarios de alto gobierno: ¡Boyacá, se lució!, y le dejó claro a colombianos y al mundo, que es una verdadera potencia cultural, y que realmente en el departamento, nació Colombia.

Cargando