Después de 4 años, familias firman pacto de paz en Clemencia, Bolívar

El conflicto generó enfrentamientos con armas de fuego, cortopunzantes y contundentes, afectando especialmente a jóvenes y adolescentes

Integrantes de tres familias residentes en el municipio de Clemencia, norte de Bolívar, dieron un paso fundamental para contribuir con la convivencia logrando a través de la mediación de la Policía Metropolitana, unir a los principales cabezas de estos clanes familiares, con el propósito de resolver pacíficamente un conflicto que se había extendido por cuatro años, generando enfrentamientos con armas de fuego, cortopunzantes y contundentes, afectando especialmente a jóvenes y adolescentes.

Gracias a la mediación policial, prevista en el artículo 8 numeral 10 y artículo 233 del Código Nacional de Policía y Convivencia, en las instalaciones de la Inspección de Policía de Clemencia, con la presencia del primer mandatario municipal, Miguel Guillermo Grau Salcedo, el comandante del Cuarto Distrito de Policía, Mayor Gustavo Bueno, el Comandante de la Estación de Policía Clemencia, intendente Jefe Édison Ordoñez, y el Inspector de Policía, Ramiro José Ayola Ayola, reunieron a los integrantes de estas familias, residentes en los barrios La Candelaria, El Milagrosa y La Paz.

Como parte del proceso de mediación policial, se suscribe un acta de compromiso entre los integrantes de estas tres familias, quienes reconocieron sus diferencias y el error, al tratar de resolver sus conflictos con violencia, comprometiéndose con su comportamiento, a fomentar la convivencia para sus familias y la comunidad de Clemencia.

Con la firma de este pacto de no agresión entre las familias de apellidos Batista, Altamar y Salcedo Batista, se espera que algunos delitos como lesiones personales y homicidio bajen considerablemente.

En presencia de los funcionarios de la Policía Metropolitana de Cartagena, los integrantes de estas cuatro familias, sellaron este pacto de paz en un abrazo y un apretón de manos, que devuelve la tranquilidad.

Desde este año, discusiones entre vecinos, casos de intolerancia, amonestaciones por embriaguez o conflictos por animales serán algunos de los temas en los que la Policía actuará como mediadora.

Cargando