Valientes: la estrategia de ACNUR contra agresiones a mujeres en Cartagena

El trabajo de sensibilización se hace a través de piezas y contenidos audiovisuales que buscan compartir las historias

La llegada de población refugiada y migrante desde Venezuela a Colombia presenta desafíos específicos para las niñas, adolescentes y mujeres. Uno de los principales problemas que enfrentan son los estereotipos negativos, la discriminación y la desigualdad. Estas manifestaciones de xenofobia profundizan las violencias hacia ellas.

Nace Valientes, como una estrategia de comunicación que busca sensibilizar e informar, en respuesta a los diferentes tipos de violencias que enfrentan la mayoría de mujeres venezolanas. Para brindar información veraz y oportuna a las mujeres venezolanas refugiadas y migrantes, que están en un contexto social y económico distinto al de su país.

Con el fin de sensibilizar, Valientes presenta una serie de piezas y contenidos audiovisuales que busca compartir las historias y el punto de vista de las mujeres venezolanas, las situaciones de xenofobia y violencias que han vivido, y ampliar la comprensión de esto entre la población colombiana.

La Espera, La Travesía, La Supervivencia y Las Burlas Duelen, son los títulos de los 4 capítulos de esta serie que se produjo con base en testimonios reales de mujeres refugiadas y migrantes. Los contenidos han contado con la voz y participación de dos mujeres venezolanas reconocidas en el mundo artístico y de la comunicación

El segundo objetivo, relacionado con la entrega de información útil, está orientado a las mujeres colombianas retornadas y venezolanas para que conozcan las principales entidades que hacen parte de las rutas de atención, con una breve descripción de su accionar y los servicios que pueden brindar para que las mujeres refugiadas y migrantes, víctimas y sobrevivientes de violencias basadas en género, puedan encontrar atención para la protección de sus derechos.

Esta información es relevante teniendo en cuenta el desconocimiento y desinformación que tienen muchas de estas mujeres.

Con mensajes sencillos y directos como “No guardes silencio ante la violencia, es importante que puedas hablar con alguien y que solicites orientación”, “Ante la violencia, busca ayuda porque ¡no estás sola!” o “Nadie puede obligarte a ejercer ninguna actividad en contra de tu voluntad”, se espera que las mujeres se acerquen y conozcan más sobre sus derechos y a quién pueden acudir para buscar apoyo.

 

 

Cargando