SANCIÓN

Procuraduría suspendió a tres concejales de Salento

Se trata de Arlex Carmona, Jesús Albeiro Benítez y Rodrigo Gaviria Salazar.

El ministerio público sancionó con la suspensión de tres meses al presidente del concejo del municipio de Salento Arlex Carmona, al primer vicepresidente Jesús Albeiro Benítez Franco y al segundo vicepresidente Rodrigo Gaviria Salazar, por desconocer la aceptación de la renuncia de la personera de esa localidad Yesica Tatiana Herrera Giraldo.

De acuerdo con el comunicado emitido por la Procuraduría General de la Nación en su sitio web oficial: “La Provincial de Armenia advirtió que los disciplinados incumplieron sus deberes funcionales, al omitir aceptar, mediante acto administrativo debidamente notificado, la renuncia al cargo de la personera municipal presentada el día 30 de octubre de 2018, en el cual se debió indicar la fecha en que se haría efectiva la misma.

En este sentido, se evidenció que los integrantes de la mesa directiva tampoco efectuaron pronunciamiento relacionado con el memorial del 10 de noviembre del año 2018, presentado en la mañana por la personera Yesica Tatiana Herrera Giraldo, en el que expresaba su deseo de desistir de la renuncia, es decir, antes de que se efectuara el nombramiento de la representante del Ministerio Público encargada, designación que se realizó el mismo día en sesión de las 7 y 10 de la noche.

La Procuraduría declaró probado el reproche disciplinario endilgado a los cabildantes, quienes incumplieron los artículos 34 numeral 1 y 35 numeral 1 de la Ley 734 de 2002, en concordancia con lo estipulado en el artículo 2.2.11.1.3. del Decreto 1083 de 2015, que fuera modificado por el artículo 1° de la Ley 648 de 201, respecto a que ‘presentada la renuncia, su aceptación por la autoridad competente se producirá por escrito, y en el acto administrativo correspondiente deberá determinarse la fecha en que se hará efectiva, que no podrá ser posterior a treinta (30) días de su presentación…’”

Aunque el fallo es en primera instancia, las conductas de los disciplinables fueron calificadas como graves, cometidas a título de culpa gravísima.

La decisión fue apelada y será resuelto en segunda instancia por la Procuraduría Regional de Quindío.

 

 

Cargando