El macabro plan de una juez para matar a dos mujeres

El juzgado Séptimo de Ibagué ordenó la detención en establecimiento reclusorio para los tres implicados.

José Ismael Ortegón, tercer implicado en el caso y quien ejercía como taxista / ()

Luego de tres días de audiencia el juzgado Séptimo de control de garantías de Ibagué ordenó que la juez del municipio de Ataco, Lilia Alberta Ospina Fuentes, fuera enviada a la cárcel de Picaleña.

Ospina Fuentes es una destacada mujer en el mundo del derecho con un amplio recorrido en el sector judicial del Tolima, pero una mala decisión terminó por ahora con su carrera.

Según la Fiscalía, la mujer fraguó un macabro plan cuya ejecución llevó a cabo el pasado 20 de marzo de 2019. Ese día en la calle 67 con carrera Octava, barrio Parrales, dos sicarios que se movilizaban en una motocicleta interceptaron a una mujer disparándole en dos ocasiones.

Ese mismo día agentes de la policía capturaron a José Raúl Vélez, alias ‘Parce’, y a Juan David López Orozco, alias ‘Manizales’, quienes en su momento fueron enviados a un centro de reclusión; y estando allí, el 26 de junio, Vélez falleció luego de consumir un jarabe para la tos. Las autoridades investigan si el medicamento tenía una sustancia extraña.

Lea también: Ataque a bala deja una persona fallecida en Ibagué

No obstante, en el proceso de indagación lograron establecer que los antes mencionados tenían una investigación por parte de un fiscal de Granada, Meta.

A ambos asesinos les tenían interceptadas las líneas telefónicas y así quedó evidenciado que Lilia Alberta, la juez, y María Alberta Fuentes Ortegón, su progenitora, habían contratado los servicios de estos para atentar no solo contra la vida de la nueva esposa del ex compañero sentimental de Lilia Alberta, sino que además ordenaron matar a la hija de este, quien vive en Cali.

En el proceso hay un tercer implicado, José Ismael Ortegón Caicedo, quien envió a los sicarios la foto, nombre y ubicación de la hija del ex esposo de Lilia Alberta; la buscaron durante tres días en la capital del Valle del Cauca, pero ella había viajado a Bogotá del 16 al 19 de marzo.

Ninguno aceptó los cargos de tentativa de homicidio y porte ilegal de armas de fuego. Por ahora permanecerán privados de la libertad hasta resolver si situación jurídica. 

Cargando