Universidad CES, en Medellín, dice adiós al plástico de un solo uso

Se convierte en la primera del Valle de Aburrá en aplicar restricción al consumo de elementos plásticos.

Siguiendo los ejemplos de Canadá, Washington en Estados Unidos; hasta de San Andrés y Boyacá, en Colombia; la Universidad CES de Medellín se convirtió en la primera del Valle de Aburrá en decirle adiós a los pitillos, botellas PET, platos y cubiertos desechables, todos ellos considerados plásticos de un solo uso como aporte a la sostenibilidad.

La institución académica superior dio que “la decisión se adoptó al reconocer estudios científicos que señalan que los insumos plásticos como el porón (Icopor) y el cloruro de polivinilo (PVC), el polietileno y poliestireno son materiales altamente contaminantes”, y en su gran mayoría estos elementos terminan su ciclo de vida en botaderos a cielo abierto, generan contaminación de fuentes hídricas, alta permanencia en el ambiente, afectan la fauna y flora, afectan la vida marina, etc.

“Al asumir la sostenibilidad como esencia de nuestra misión y visión nos hacemos responsables de nuestro impacto social, ambiental y económico. Gran parte del plástico que generamos en nuestra Universidad no termina su ciclo de vida como materia prima a través del reciclaje. El impacto negativo o externalidades son altas, por lo tanto, decidimos tomar acción y a nivel administrativo, generar los de cero plásticos, tal como se realizó tiempo atrás con el icopor”, aclaró el médico Jorge Julián Osorio Gómez, rector de la Universidad CES.

Desde finales de junio, la Universidad CES restringió y no tiene en sus predios el uso de pitillos, platos, cubiertos,botellas de PET o elementos de cloruro de polivinilo (PVC); poliestireno (porón). Esto inicialmente en el campus universitario, sede El Poblado, hasta extenderse a sus sedes de Envigado y Sabaneta.

“Tan solo eliminar los vasos de plástico de las máquinas dispensadoras de café, representa que dejamos de llevar a botaderos cerca de 100.000 vasos al año. Ahora, si sumamos todas las botellas, cubiertos, platos, etc., que generamos en una comunidad de más de 7.000 personas, podemos afirmar que estamos aportando a una ciudad más sostenible. Adicional, estamos trabajando en todo el tema de compostaje para aunar esfuerzos y generar cada vez menos residuos”, expresó Tatiana Molina Velásquez, jefe de la Oficina de Sostenibilidad de la U. CES.

La medida aplica a los comodatarios de la Universidad (cafeterías, almacenes, tiendas, máquinas dispensadoras tipo vending); a los proveedores de servicios de catering y alimentación, permanentes o transitorios, por ejemplo,organizadores de eventos.

En caso de encontrar un proveedor que no cumpla con los lineamientos, la Universidad hará un llamado formal a través de un comunicado escrito y con las evidencias pertinentes. Al segundo llamado por escrito, la institución tendrá pleno derecho de dar por terminado el contrato que se encuentre vigente con el proveedor y licitar el espacio.

 

Alternativas de fécula de maíz o bagazo de caña

Como parte de las estrategias lideradas por la Oficina de Sostenibilidad, la Universidad CES promueve el uso de recipientes retornables y hechos de materiales biodegradables.

Por ejemplo, ya es común encontrar en el campus universitario utensilios de bagazo de caña, fécula o almidón de maíz, así como pitillos biodegradables. Además, se reemplazó el agua y bebidas azucaradas y carbonatadas en envase PET por recipientes de vidrio o aluminio.

También, la institución académica lidera la campaña institucional Cero plástico mediante la cual se busca incentivar a que la comunidad universitaria lleve sus propios utensilios de acero inoxidable, utilice recipientes de cerámica,porcelana o vidrio para las máquinas dispensadoras de café o de agua potable.

Cargando