23 DE JUNIO DE 2019

"Por todos lados hay ángeles": Ismael Enrique Rodríguez Díaz

El abogado especialista en asuntos laborales relata su caso; a pesar de haber nacido sin manos y un pie es un ejemplo de carisma y optimismo.

Un medicamento proscrito para las mujeres embarazadas, pero que su mamá consumió sin  saber que estaba esperando bebé hizo que Ismael Enrique Rodríguez Díaz naciera sin manos y sin un pie. Sin embargo, la vida de este abogado de 37 años ha sido alegre y con la compañía de personas a las que denomina ángeles.

En el colegio Virrey Solís fue aceptado como uno más; sus padres lo llevaron a consulta a donde el médico ortopedista Jaime Amaya quien le diseñó una prótesis para que le resultara más fácil escribir. Sin embargo, no la usó mucho. Estudió en la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab la carrera de derecho, tras un breve paso por la UIS.

Enrique Muñoz, presidente de Huevos Kikes lo contrató en el frigorífico Vijagual y allí dio con grandes amigos como el abogado Jairo Ortega y la que sería su esposa, Bibiana Ordóñez.

Hoy, Kike espera por una operación de rodilla ya que sufrió una lesión jugando fútbol; toma clases de pintura y lleva un mensaje de optimismo frente a la vida y las dificultades, que en su caso no tienen nada que ver con la falta de manos y el pie derecho. 

Cargando