A flote la contaminación del Río Manzanares

Uno de los afluentes más importantes de Santa Marta agoniza por la indiferencia de los samarios.

Como si se tratara de una película que se repite una y otra vez, en Santa Marta ya empezaron a salir a flote las islas de basuras que en cada época de lluvias aparecen en el río Manzanares, uno de los más importantes de esa ciudad porque la atraviesa por completo y abastece su acueducto.

Lea también: Es expresión de la incultura: ambientalistas sobre basuras en Galerazamba

Es que, con la aparición de las primeras lluvias del año, el afluente empieza a sacar desesperadamente todo lo que no le pertenece y que ha sometido 18 de sus 2.300 kilómetros a un verdadero desastre ambiental.

El daño no es solamente en la zona del desastre, sino en toda la ciudad, porque estamos promocionando a Santa Marta por su vocación turística pero cada vez que llueve aparecemos en redes sociales y medios de comunicación con imágenes decepcionantes que muestran toneladas de basura que flotan en el río. La última muestra de eso fue una pequeña lluvia que causó un tapón en el barrio Villas de Alejandría y del que se sacaron 19 toneladas de basuras, eso demuestra que afectamos la ciudad entera”, asegura William Gallo, un bogotano radicado en la capital del Magdalena y que dirige la fundación “Salva tu río”.

El río Manzanares nace en la Estrella de San Lorenzo, parte alta de la Sierra Nevada de Santa Marta, y desemboca en el mar Caribe a través de balnearios como El Rodadero y Los Cocos, que son zonas de playa visiblemente afectadas por la contaminación del afluente.

“Con mucha preocupación vemos la falta de sentido de pertenencia de las personas que viven alrededor de la ribera del río y que cuando llueve, lo primero que hacen es arrojar las basuras al agua. Hemos estado haciendo seguimiento y vemos como esas personas arrojan el colchón, los muebles, las aguas negras y todo eso llega al mar”, afirma Ingrid Aguirre, gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta (Essmar).

“Nosotros hemos emprendido una estrategia de limpieza de playas denominada Playatón, este año hemos hecho nueve jornadas y en cada una estamos sacando de 10 o 15 toneladas de basuras que vienen en gran parte del río Manzanares”, explica la funcionaria.

La más reciente Playatón se desarrolló en la playa Los Cocos, ubicada justamente en la desembocadura del río Manzanares, y permitió la recolección de 14.8 toneladas de residuos gracias a la labor de 500 voluntarios.

Cargando