papayazo tributario en Cali

Tumbaron el papayazo tributario en Cali

Tribunal Contencioso Administrativo del Valle asegura que el concejo no tenía facultades para la reducción en el cobro de los impuestos

El Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Valle objetó el acuerdo mediante el cual el Concejo de Cali aprobó el llamado papayazo tributario presentado por el gobierno caleño.

La decisión permitía que los ciudadanos se beneficiaran con una reducción de los intereses de mora de hasta del 90 por ciento para los contribuyentes que se acercaran a pagar la totalidad de sus impuestos municipales.

Según el tribunal, ni el municipio, ni el Concejo, tenían facultades para aprobar una medida de esta naturaleza.

Desde el Concejo de la ciudad, sin embargo, se aclaró que el trámite del proyecto de acuerdo que dio origen al papayazo tributario, tuvo como sustento legal para el artículo 5º, la Ley 788 del año 2002 en su artículo 59, declarada exequible por la Corte Constitucional.

La afirmación la hicieron las Concejales Ponentes del Acuerdo Municipal 0458 de 2019, que dio vida al papayazo tributario de Cali, Audry María Toro Echavarría y María Grace Figueroa Ruiz, luego de conocer el fallo del Tribunal Contencioso Administrativo del Valle que ordena la nulidad del Acuerdo Municipal en lo que respecta al artículo 5º.

Para la Concejal y Coordinadora Ponente del Papayazo, Audry María Toro Echavarría, la Gobernación del Valle hizo objeciones a una parte del texto del artículo 5º del Acuerdo Municipal 0458 de 2019 de las cuales notificó a la Alcaldía de Cali, pero el Tribunal Contencioso fue más allá y determinó la nulidad basado en el Estatuto Tributario Nacional.

“Lamento que esto ocurra, sobre todo porque el Concejo actuó conforme a sus competencias determinando sobre unos impuestos territoriales conforme al artículo 294 de la Constitución”, aseveró Toro Echavarría.

La Concejal María Grace Figueroa Ruiz, también ponente del proyecto de acuerdo (095) que hizo trámite en el Concejo y que planteaba a la luz de la Ley 1943 de 2018 o ley de financiamiento, y que determinó la tasa de intereses moratorios tributarios de conformidad con la Ley 788 de 2002, lamentó que el Tribunal Contencioso Administrativo del Valle hubiese fallado en contra del Artículo 5º del hoy Acuerdo Municipal 0458 del 24 de enero de 2019, que determinó el ‘papayazo tributario’.

“El fallo del Tribunal Contencioso Administrativo del Valle, tumba la base fundamental del recaudo de los impuestos en mora de Industria y Comercio y Predial, que ofrecía a los morosos descuentos del 90% al 30 de junio de 2019”, recordó la Concejal María Grace Figueroa Ruiz.

En primer lugar, precisó la Concejal María Grace Figueroa Ruiz, el Concejo determinó ofrecer descuentos de los intereses de mora de unos impuestos territoriales (Predial e Industria y Comercio) y no nacionales como lo expresa el fallo del Tribunal, teniendo como sustento para fallar en contra el Estatuto Tributario Nacional.

“Los intereses moratorios de los impuestos nacionales se causan diariamente”, anotó la Cabildante quien también recordó que el Impuesto Predial es administrado exclusivamente por la entidad territorial.

Otro factor que aclaró la Concejal es que el Concejo no aprobó ninguna amnistía para los morosos de los impuestos de Cali, por consiguiente los tributos no se dejan ni se dejaron de cobrar.

Bajo esa norma la Ley 788 de 2002, dice Figueroa Ruiz, la Alcaldía de Barranquilla siempre ha hecho descuentos o ‘papayazos tributarios’.

Para el Presidente del Concejo Fernando Alberto Tamayo Ovalle, lo actuado por el Cabildo a favor de los contribuyentes tuvo estudio y sustento legal en las normas 1943 de 2018 o ley de financiamiento, y la Ley 788 de 2002.

“Para el caso de la Ley 1943, ésta se aplicó para tasas, sanciones y contribuciones y para el para el caso del Predial e Industria y Comercio se tuvo como sustento la Ley 788 de 2002”, explicó Tamayo Ovalle.

Cargando