Alcalde de Campamento defiende la explotación de Asbesto

La vicepresidenta de Colombia, dice que por una empresa, no se puede arriesgar la salud de los colombianos.

Para la comunidad del municipio del municipio de Campamento, Antioquia, llegó el día que no querían que nunca llegara, el Congreso aprobó la prohibición del uso del Asbesto en Colombia.

Esta población ubicada al norte del departamento, convive con la única mina de este mineral en el país hace más de 50 años y no lo consideran un enemigo, por el contrario lo ven como el único sustento que puede ofrecer la zona, que en el pasado fuera bastante golpeada por la violencia, y además, la agricultura no les genera una garantía para sacar adelante a sus familias.

La mina de Asbesto genera unos 200 empleos directos y una cifra similar indirectos, lo que significa que la cancelación de la explotación del mineral, como lo ordenó un juzgado de Bogotá, en un plazo de cinco años, será catastrófico y los llevará a la ruina absoluta.

Nosotros resaltamos que en cincuenta años no se tienen evidencias de personas que se hayan enfermado o que hayan muerto por problemas de cáncer de pulmón, entonces como no hay registros, para nosotros la mina no es un problema, es una oportunidad de empleo”, destacó Jorge Durán, alcalde de Campamento.

El mandatario también advirtió, que serán 200 millones de pesos anuales los que se dejaran de percibir, derivados del pago de impuestos por lo que pide apoyo de los gobiernos nacional y departamental.

La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, aseguró que desde el gobierno nacional apoyará la transición a otras producciones saludables, pero fue enfática en defender la salud de los colombianos.

“Las industrias tienen que reinventarse todos los días. Pero jamás por el temor a perder una industria, podemos permitir que se arriesguen vidas y la salud de los colombianos”, recalcó.

Cargando