DESIGNACIÓN

Germán Torres, alcalde (e) de Bucaramanga

El gobernador Didier Tavera escuchó a los ternados, algunos de los cuales salieron en "malos términos" de la administración local.

Lejos estaba de imaginar la opinión pública que el ex director de Tránsito de Bucaramanga, Germán Torres Prieto fuera a volver a la administración municipal y menos como alcalde en reemplazo de Rodolfo Hernández quien lo acusó de prestarse para el juego de la politiquería y de ser una ficha cercana al ex senador Luis Alberto Gil, una figura que suscita todas las reacciones de la cuales se quiere alejar el actual gobierno local.

Este lunes, el gobernador Didier Tavera designó al ex director de Tránsito como alcalde de Bucaramanga mientras esté separado de su cargo el titular Rodolfo Hernández.

El proceso

Torres Prieto es una de las tres personas que compareció en la tarde de este lunes 10 de junio ante el gobernador de Santander, Didier Tavera en una especie de entrevista de trabajo. Junto al abogado, estuvieron en momentos distintos otros dos candidatos para reemplazar al suspendido alcalde; fueron también a la ronda de preguntas, Magola León y Víctor Julio Azuero a quien el mandatario culpa de no haber sido totalmente estricto en la evaluación de los estudios que permitieron la formulación del Plan de Ordenamiento Territorial, POT de Floridablanca, cuando estuvo en el Área Metropolitana de Bucaramanga.

De los tres saldrá el sustituto del alcalde mientras cumple la suspensión dentro del proceso disciplinario abierto en su contra a raíz del golpe al concejal John Jairo Claro, en su despacho en diciembre pasado.

La terna llegó a la gobernación con la firma de apenas dos de los inscriptores del entonces aspirante a la alcaldía. La lista de candidatos para sustituir a Rodolfo Hernández no lleva el aval del ex magistrado Reinaldo Rodríguez quien envió una consulta al CNE sobre la validez del procedimiento.

En cualquier caso, sino ocurre nada extraño, alguien que salió por la puerta de atrás de la alcaldía llegará para sentarse en el puesto más codiciado por la clase política, así sea por unos días.

Cargando