Por un lote, vecino le echó una olla de sancocho a una mujer en Cartagena

Al parecer, el presunto agresor se molestó porque la víctima y su hermana, decidieron hacer un sancocho de mondongo dentro de su predio

Una olla de sancocho de mondongo que se hacía dentro de un lote baldío, fue el detonante para que se originara una fuerte discusión entre vecinos del barrio Palestina, en el nororiente de Cartagena, que acabó con la lesión de una mujer quien hoy se recupera en un centro asistencial de esa capital.

Caracol Radio, conoció que en la mañana de este lunes festivo, las hermanas Yolima y Rosaura Aponte, decidieron hacer una olla grande de sancocho de mondongo en un predio ubicado frente a su casa, con el fin de rebuscarse y obtener dinero extra para suplir algunas necesidades de la familia.

Sin embargo, de un momento a otro, un vecino identificado como Jairo Mercado, llegó hasta el lugar amenazándolas con apagar las sopas con un balde de agua, si no las quitaban del lote baldío que supuestamente compró hace tres años.

Las hermanas Aponte, hicieron caso omiso a la advertencia, por lo que siguieron preparando su sancocho para empezarlo a vender en el barrio. Después de varios minutos, el hombre regresó enfurecido con un recipiente lleno de agua dispuesto a cumplir su amenaza, pero las dos mujeres lo impidieron bloqueándole el paso hacia la olla.

De acuerdo al relato de las afectadas, presuntamente Jairo Mercado procedió a empujar a Yolima Aponte, con tan mala suerte que la mujer se fue de espaldas sobre el sancocho. Las sopas le terminaron cayendo encima provocándole graves quemaduras en diferentes partes del cuerpo.

Yolima, fue trasladada rápidamente entre varios vecinos al CAP del barrio Canapote, donde los médicos de turno confirmaron que tiene quemaduras de segundo grado en el 59% de su cuerpo. La víctima será remitida en las próximas horas a un hospital de mayor complejidad de la ciudad de Barranquilla.

Un menor herido

Después de ver a la mujer quemada, otros parientes de Yolima decidieron intervenir en la riña, pero la compañera sentimental del presunto agresor y un hijo de él también se metieron para evitar que lo maltrataran.

En esa discusión, un menor de 14 años resultó herido tras recibir un golpe en la frente con un palo. Al adolescente le cogieron cuatro puntos de sutura en un centro asistencial cercano.

Por fortuna, otros vecinos que se percataron de lo sucedido evitaron una tragedia, pues algunos de los protagonistas de la reyerta pretendían agredirse con objetos contundentes y machetes.

Cargando