Consejo de Estado ratificó la nulidad de concesión de licores de Boyacá

Negó una tutela interpuesta por la Industria de Licores de Boyacá, quien ahora tendrá que devolver lo más pronto posible la empresa, al departamento.

A través de la sala de los contencioso administrativo, el Consejo de Estado negó la acción de tutela que había interpuesto la Industria de Licores de Boyacá, contra la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Boyacá el 12 de febrero del presente año, en la cual se declaró la nulidad absoluta del contrato de concesión de licores, y la terminación del mismo, la entrega de todos los bienes y la realización de un nuevo trámite, teniendo en cuenta que el contrato adolecía de serias irregularidades en el proceso licitatorio.

El magistrado Luis Ernesto Arciniegas, recordó las razones del fallo del Tribunal Admnisitrativo de Boyacá “esa sentencia de segunda instancia, se basó según los magistrados de Boyacá en el monopolio rentístico de licores de Boyacá, la vida útil del contrato de concesión y la auto habilitación del gobernador de la época para conceder la explotación del monopolio de los licores, todo en el marco de irregularidades”.

Tras la sentencia del Tribunal, la Industria de Licores tuteló, pero el Consejo de Estado negó el amparo de los derechos fundamentales al debido proceso, al acceso a la administración de justicia por parte del accionante (industria de licores de Boyacá S.A), al igual que la igualdad que fue invocada por la empresa destilera.

El Consejo de Estado, ordenó remitir el expediente a la honorable Corte Constitucional para su eventual revisión, dentro de los diez días siguientes a la ejecutoria de esa providencia, si esta no es impugnada oportunamente, en los términos señalados por la ley.

La industria de licores de Boyacá realiza actualmente con la gobernación de Boyacá, y bajo la vigilancia de la Procuraduría General de la Nación, el empalme para la entrega de las instalaciones de la industria.

Algunas opiniones, sostienen que antes de la concesión, la industria tuvo un desangre a las finanzas, fue foco de corrupción y además fue recibida quebrada. A su turno, la representante legal de la Industria de Licores de Boyacá S.A, Esperanza Quevedo aseguró que entregaran una industria que creció, que ganó premios internacionales con sus productos, que produjo nuevos licores, que aportó a la salud de los boyacenses, y que rentó.

"Para nosotros es motivo de orgullo, saber que han pasados 16 años y ningún gobernador ha podido decirnos: se tienen que ir porque fallaron, se tienen que ir porque no cumplieron, nosotros hemos sido transparentes y responsables”, destacó Quevedo.

Para otros analistas, se requiere una nueva estructura del negocio, que se concesione con pluralidad de oferentes y observancia de los principios generales de la contratación pública, con vigilancia y control de la Procuraduría delegada para la moralidad pública.

También solicitan que los ciudadanos y los entes de control deben estar atentos a quiénes y cómo van a adelantar el manejo de la industria.

Cargando