En cambuches siguen viviendo ex combatientes de las Farc en la Barca

Se trasladaron desde Nariño, pero no hay mejoras

A 8 kilómetros de la vía Panamericana en el corregimiento del Estrecho en Cauca se ubica la vereda la Barca en donde funciona el espacio territorial de capacitación y reincorporación Aldemar Galán, el cual inicialmente fue instalado en la vereda la Paloma en el municipio de Policarpa, ahí llegaron 180 ex combatientes de lo que fueron los frentes 29 y octavo de las Farc con incidencia en Nariño y sur del Cauca.

De la Paloma salieron por que no tenían agua potable, dormían en cambuches había dificultad de acceso y el terreno no tenía las condiciones para emprender sus proyectos. Hace un año y seis meses llegaron a este espacio en donde el ECTR no ha cambiado, los 85 ex guerrilleros que quedan siguen durmiendo en estructuras armadas por ellos mismos, con poli sombra, tablas y plásticos.

Caracol Radio

Yesid Valdez quien vive en este espacio asegura que el abandono es total. Por su propia cuenta han emprendido un proyecto de gallinas ponedoras que está sirviendo de sustento para algunas personas, el resto espera al inicio de un cultivo de limón Tahití y melón.

Lea también: Pasto, una ruta de fe

En el espacio hay un solo baño y una cocina, cada ex combatiente debe encargarse de su alimentación. En la Barca hay 15 niños unos pocos ya van a la escuela del poblado.

Caracol Radio

Según Valdez, su situación es compleja casi nadie quiere emplear a los ex guerrilleros por eso esperan que los proyectos de producción que van a emprender prosperen. Asegura que no fue un error dejar las armas y que pese a las frustraciones siguen firmes con su proceso.

Por su parte Virginia de los Ángeles Bernal ex integrante de la columna Gabriel Galvis dice que, la vida es más tranquila, subsiste de cocinar en algunos eventos y espera que las promesas de un mejor futuro se cumplan.

A los habitantes de la Barca no les ha afectado la ubicación del ECTR, Leovigilda Caicedo quien vive en la zona hace más de 40 años asegura que, si bien en un principio sintieron temor por la ubicación del espacio, pero hasta ahora no han tenido ningún inconveniente.

Caracol Radio

Lea también: Conozca el proyecto ambiental de un millón de árboles en Pasto

Cargando