Cayeron 32 jibaros cuyas víctimas eran niños

Se asestó un duro golpe contra el microtráfico en entornos escolares, y se logró la desarticulación de la banda Los Cancheros.

Luego del principio de oportunidad otorgado a un menor de edad, en el año 2018, tras su aprehensión en flagrancia mientras comercializaba estupefacientes, la Fiscalía detectó una red de comercialización de estupefacientes dedicada a la venta de marihuana, bazuco y perico en colegios de Boyacá.

Además, vendían las sustancias ilícitas a domicilio. Los investigadores determinaron que se trataba de nueve mujeres, una de ellas menor y estudiante de un colegio del municipio, y 23 hombres, entre ellos dos menores (uno también estudiante), quienes distribuidos en tres grupos de trabajo estaban comercializando las drogas.

En este caso, los menores eran utilizados por sus propios familiares, para cometer los delitos. También se evidenció que algunas de estas personas investigadas salieron de la cárcel hace poco y continuaron con la misma actividad delictiva.

Las 32 capturas se lograron mediante la interceptación de alrededor de 45 líneas telefónicas, donde se evidencio un leguaje cifrado entre consumidores y micro traficantes, y en total, la Fiscalía cuenta con más de 150.000 audios.

Lea también:  Casa por cárcel a otro policía vinculado a una red criminal en Boyacá

Según lo establecido, este ponía la cita en lugares públicos, entornos escolares, parques, canchas y polideportivos, para evitar levantar sospechas y ser judicializados por las autoridades.

Para llegar a las capturas, también fueron necesarias 24 diligencias de allanamiento y registro realizadas en Chiquinquirá, Boyacá.

 En total, la Fiscalía cuenta con más de 150.000 audios que demuestran la actividad ilícita de este grupo, del cual fueron identificados 32 presuntos integrantes y tres menores de edad. Durante las audiencias concentradas, un juzgado de control de garantías declaró la legalidad do todas las actuaciones y a esta hora el fiscal del caso realiza la imputación por los delitos de concierto para delinquir;  instrumentalización de menores para delinquir;y tráfico, fabricación o porte estupefacientes.

 Lea también:Desde Boyacá el comandante del ejército se defendió de publicación del NYT

Cargando