Los Nule se salvan de indemnizar a Bogotá

Un juez evitó que el grupo de contratistas reparara la ciudad por cuenta del llamado “carrusel de contratos”.

Los primos Nule no tendrán que reparar económicamente al Distrito por los daños que produjeron a la ciudad las irregularidades en el cumplimiento del contrato de construcción de la tercera fase de Transmilenio, las troncales de la calle 26 y la carrera 10a.

Así lo determinó un fallo de primera instancia, el Juzgado 36 Penal del Circuito de Bogotá este martes.

Cuando la justicia condenó a los primos Nule y su socio Mauricio Galofre por el llamado “carrusel de contratos” se estimó una millonaria reclamación para Bogotá a través de Instituto de Desarrollo Urbano – IDU como víctimas de los hechos de corrupción.

El IDU reclamaba casi $238.000 millones por los perjuicios que sufrió la ciudad ante el incumplimiento de los contratos. Pero una decisión de un juez dejó sin efectos la reclamación y lanzó un salvavidas económico a los contratistas. 

La razón del Juez para exonerar a los primos Nule fue que el informe contratado por el IDU para determinar la suma que debía repararse a la ciudad se basa en “supuestos no verificados” y que los resultados del estudio no sirven de fundamento para afirmar la existencia de unos perjuicios ni cuantificarlos.

Para el juez, que tomó la determinación, la condena a los Nule no tienen relación con la reparación económica exigía por el IDU, pues en su criterio ellos cumplieron con los contratos.

“En ese escenario pese a haber incurrido en algunos delitos, por los que deben responder penalmente, no tendrían que reparar ningún perjuicio relacionado con la ejecución de los contratos, porque se insiste, se cumplió a cabalidad", señaló el fallo.

Según el juez, no se demostró que los costos adicionales que provocó la parálisis en las obras de la calle 26, fueran consecuencia de la condena a los Nule.“A través de ningún medio de prueba, que esos mayores costos en los que incurrió la administración distrital surgieron como consecuencia del acuerdo de los condenados para cometer delitos indeterminados”.

Mientras el IDU apeló la decisión, la Procuraduría la acompañó tras considerar que basaron la reparación en daño hipotético.

Cargando