Colegios de Cali no cuentan con plan de movilidad interno, dice un experto

Son los niños menores de 10 años quienes más mueren en accidentes de tránsito

Tras el trágico accidente ocurrido en el colegio Berchmans , al sur de Cali, donde murió un niño de dos años, James Gómez, experto en movilidad, en diálogo con Caracol Radio aseguró que la gran mayoría de los Colegios privados de la ciudad no tienen un plan estratégico interno de seguridad vial y son los niños, sin ser conductores los que mueren en accidentes de tráfico.

“Lamento el hecho y son cosas que no debían pasar. Los colegios deben tener un plan interno de seguridad vial. Se debe revisar hasta qué punto los colegios permiten ingresar los vehículos particulares, medidas que se deben ser analizadas de forma precisa, no todos los colegios están en capacidad de que los vehículos particulares ingresen”, dijo Gómez.

Según el experto, la ley existe y exige que los colegios deben tener un plan estratégico de seguridad vial interno, pero no lo cumplen, quien aseguró que el diseño de las medidas solo quedan en papel, afectando la seguridad de la comunidad estudiantil.

“Los colegios dejan toda la responsabilidad a las empresas de transporte”, asegura Gómez.

Además, explicó que no solo en Cali, sino que en todo el territorio colombiano no se aplican los elementos mínimos de seguridad infantil. Los padres de familia deben tener en la parte trasera de su vehículo una silla de detención para que los niños se queden en su puesto mientras los adultos descienden a realizar sus labores.

“Las leyes están, pero el sector privado no las cumple, incluso los mismos padres de familia se movilizan con más de 10 niños sin ningún cinturón y ningún elemento de seguridad, solo con tenerlos en los brazos no les brinda protección”, añade el experto.

En el análisis también argumentó que la ley enfatiza que se debe analizar la movilidad dentro de los colegios, en este caso el Colegio Berchamans, debe buscar la manera de encontrar alternativas de seguridad para que estos hechos no vuelvan a ocurrir, establece que la revisión de las condiciones y la manera en cómo los padres recogen los niños es fundamental.

“Los colegios miran esto como un gasto innecesario, pero no debe ser así, lo que ocurrió prende las alarmas para que no se vuelva a presentar”, enfatizó.

Cargando