HRW señala a VII División del Ejército por presionar resultados

Entre abril y lo corrido de mayo esa unidad militar reportó 64 capturas y dos ilegales muertos en combates.

En su red social de Twitter, el director de la Human Rights Watch para América Latina, José Miguel Vivanco, afirmó que “no es un secreto que el Ejército Nacional presiona a los soldados y otros mandos por resultados”, y para ello publicó una imagen en donde se observa el reporte de actividades de la Séptima División del Ejército, un formato que todas las brigadas deben diligenciar y entregar.

A propósito, semanalmente la Séptima División revela a la comunidad un balance de “hechos positivos” es decir las capturas, bajas y otras acciones ejecutadas contra las diferentes agrupaciones criminales que delinquen en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Chocó, jurisdicción de esa unidad militar.

De esta manera, entre el mes de abril a la fecha el comandante de Séptima División, general Juan Carlos Ramírez, informó que van 64 capturas y dos ilegales muertos en combates.

Los operativos se ejecutan diariamente y la mayoría son justificados por la operación de la llamada Fuerza de Tarea Aquiles que fue instalada en gran parte del norte de Antioquia, particularmente en el bajo Cauca.

Por ejemplo, el 2 abril, en Urabá fueron capturados dos presuntos miembros del Clan del Golfo, el 5 abril se reportó la captura de alias ‘Jonathan’; el 9 de abril, en Tarazá, fueron capturados doce presuntos miembros del Clan del Golfo; el 12 de abril capturaron a dos del ELN y uno del Clan del Golfo; y así cada semana hay capturas, algunas de ellas colectivas.

Pero, además, en todo el noroccidente del país en los primeros cuatro meses de este 2019 iban 624 capturas de presuntos criminales.

Se debe tener en cuenta que la zona del bajo Cauca, en donde más se reportan capturas, es un territorio minado de bandas criminales, disidencias de las Farc y grupos del ELN, lo que respondería a los intensos combates con el Ejército.

Cargando