El silencio se apoderó de Tarazá

El comercio cierra sus puertas como protesta por los hechos criminales

En Tarazá, Bajo Cauca antioqueño, como señal de protesta los ciudadanos eligieron el silencio para manifestarse ante el gobierno, porque según ellos, sienten abandono del Estado y reclaman presencia institucional con soluciones a las diferentes problemáticas.

Las personas no salen de sus casas y el colegio cerró sus puertas, luego que una granada y acciones criminales acabaran con la vida de dos personas y dejaran heridas a otras nueve, durante la última semana.

“Esta es una manifestación cívica, pacífica, voluntaria e indefinida, con el cese de toda actividad económica, educativa, laboral, transporte” expresó una de las líderes promotoras de la iniciativa.

En el casco urbano se prepara el cierre por 24 horas del comercio, iniciando el lunes 20 de mayo desde las 6 a.m.

“Queremos volver a sentarnos en la puerta de la casa a conversar sin miedo… silenciar los equipos de sonido. Unirnos poniendo una bandera blanca o bombas blancas en las casas y/o locales” se lee en un comunicado emitido por líderes sociales de la población.

Durante la jornada se espera que el Hospital del pueblo sea lo único abierto.

En varias casas y vías de Tarazá ya se observan banderas blancas como señal de paz para que cesen las confrontaciones armadas.

Cargando