En Cali el artículo de The New York Times produjo reacciones

La preocupación para algunos es la interpretación de una orden con la que podrían resurgir los falsos positivos

En Cali y el Valle del Cauca, también surgieron opiniones acerca del artículo publicado por The New York Times, en el cual se revelan algunas órdenes que habría dado el general Nicacio Martínez, comandante del Ejército a las tropas para mejorar los resultados operacionales.

El analista del conflicto armado Diego Arias, dice que es una publicación que puede causar incertidumbre, debido a los antecedentes vividos por el país hace casi dos décadas cuando el incremento de bajas llevaba a premios, reconocimientos y ascensos, sin embargo, esta época es diferente sostuvo “a mí me parece que el llamado y la planeación que han hecho las Fuerzas Militares, especialmente el Ejercito al incremento de los resultados, tiene que ver también con temas de incautación y otros que afectan el país, y no es una directiva exclusivamente referida a producir bajas, a mí me parece que dentro de la planeación normal de una institución frente a los retos de seguridad que tiene un país como Colombia es admisible y entendible que haya un planteamiento del incremento de resultados”.

Agregó, que la existencia de diferentes organizaciones de derechos humanos puede garantizar una vigilancia en caso que se interprete mal o indebidamente una directriz.

Por el contrario, el Senador Alexander López, manifiesta una gran preocupación por el riesgo que pueda correr la población civil, a partir de las órdenes que se pueden estar dando desde el estado mayor del Ejército Nacional. “Son pruebas entregadas por oficiales de alto rango del ejército de Colombia quienes se sienten intimidados y preocupados por este tipo de exigencias que del alto mando militar se les está orientando, estos oficiales que están denunciando esto frente al mundo, prácticamente les exigen que actúen, que asesinen, que avancen en alianzas con grupos criminales con tal de dar positivo en el país, esto se escapa de cualquier realidad y legalidad y creo que estas prácticas ya se están dando, nada más en el gobierno de presidente Iván Duque, han asesinado a 162 líderes sociales en Colombia y más de 205 han sido amenazados de muerte”

Por su parte, el arzobispo de Cali, Monseñor Darío de Jesús Monsalve, cuestionó duramente lo expresado en el artículo, y refiriéndose al papel de las Fuerzas Militares, calificó de irresponsables a quienes promueven que las instituciones terminen confundidas con la delincuencia y la criminalidad, “Yo creo que es sumamente grave que en el país se siga ahondando en esa desconfianza sobre la absoluta solidez moral de las fuerzas públicas eso es muy grave y la historia más temprano que tarde deberá juzgar a esos responsables o irresponsables de confundir la institucionalidad y la delincuencia y la criminalidad por sacar adelante intereses partidistas o ideológicos o de poder económico”.

 

 

Cargando