Autoridades atacan espacio público privatizado por negocios en Cartagena

Se inició el desmonte de cadenas, candados y talanqueras que han sido instaladas en zonas de jardines, antejardines y andenes

Por instrucciones de la Alcaldía de Cartagena, se realizaron en diferentes puntos de la ciudad, una serie de acciones contundentes para garantizar la recuperación de los espacios públicos invadidos por particulares y vendedores.

Las constantes denuncias de la ciudadanía están siendo atendidas por Espacio Público, mediante las operaciones de una brigada especial de reacción, que utilizando cizallas, pulidoras y seguetas iniciaron el desmonte de cadenas, candados y talanqueras que han sido instaladas en zonas de jardines, antejardines y andenes. También son usadas de manera exclusiva por particulares, impidiendo el libre uso y goce de dichos espacios como parqueaderos públicos.

Las labores de desmonte de cadenas y candados se iniciaron por el barrio la Providencia zona hospitalaria, luego en Santa Mónica, centro Comercial la Plazuela, Shopping Center y Santa Lucía, donde el 90 por ciento de dichos espacios habían sido privatizados por las EPS, almacenes, y otros establecimientos comerciales.

En los próximos días, se adelantará una jornada similar en barrios como Manga, Pie de la Popa, Crespo, Bocagrande Castillogrande y Laguito, donde el fenómeno de invasión y privatización de jardines y antejardines se ha salido de control, propiciando accidentes de personas que han caído al tropezarse con dichos objeto.

Demarcación en Bazurto

Otra brigada especial de la Gerencia de Espacio Público, adelantó simultáneamente la demarcación para vendedores ambulantes y estacionarios en toda la zona del Mercado de Bazurto, a fin de lograr una mayor organización de este gremio.

Ya se demarcó la zona de la cuchilla para los vendedores de pescado, y se continúa trabajando transversal 25 con calle de la cristalería, transversal 22 o zona de las patillas y la calle 26; con lo anterior se espera imprimirle mayor organización a las ventas, y con ello exigirle a quienes ejercen la economía informal la permanencia en sus lugares demarcados.

Cargando