Hombre abusaba de su hija biológica y sus dos hijas de crianza en Bolívar

Los constantes abusos sexuales se daban con el consentimiento de la madre de las menores. Una de las niñas se tuvo que ir del pueblo

La Policía Nacional en el Departamento de Bolívar, en coordinación con la Fiscalía 69 y la Comisaria de Familia del municipio de Pinillos, capturaron en las últimas horas a un hombre de 45 años de edad, y a su compañera sentimental, por el delito de acto sexual con menor de 14 años.

El sujeto fue detenido en el sector de los playones del corregimiento de Palomino, zona rural de esa población, en medio de un operativo. Por su parte la mujer de 56 años, fue capturada en una vía pública del barrio Casa Blanca.

La pareja era requerida por orden judicial proferida por el Juzgado Promiscuo Municipal con Funciones de Control de Garantías de Pinillo (Bolívar). De acuerdo a las indagaciones, el hombre abusaba sexualmente de su propia hija, menor de 14 años de edad y de sus dos hijas de crianzas desde que estas tenían 6 y 9 años de edad, al parecer con consentimiento de su compañera sentimental.

Tras varios meses de investigación a través de testimonios, exámenes de medicina legal y gracias a la denuncia de un familiar, que conoció por parte de las menores de los vejámenes a las que eran sometidas, las autoridades lograron establecer que los elementos materiales probatorios y evidencias físicas recolectadas harían méritos para capturar a la pareja.

En medio de la audiencia de legalización de captura, llevada a cabo en la sede de los juzgados de Magangué, se conoció que desde hace unos años atrás el capturado abusaba sexualmente de su propia hija y que hoy tendría 16 años de edad. Su hija para evitar escándalos en el pueblo de Palomino, tuvo que irse para la capital del país y que su compañera sabía lo que ocurrió y decidió callarlo.

Según información suministrada por los encargados de la investigación, se pudo establecer que dos de las víctimas, fueron dejadas en manos de la pareja hoy capturada, debido a los problemas económicos de una familia que los llevó a entregar a las dos niñas, con el objetivo de que fueran cuidadas, criadas y protegidas por esta pareja, pero al parecer, las intenciones de este sujeto, desde un principio era abusar de las menores, como ya lo hacía con su hija.

Hoy las niñas tienen 11 y 14 años de edad y hasta el momento no habrían dicho nada de los vejámenes a los cuales eran sometidas por sus victimarios.

Al final de la diligencia judicial, los capturados fueron cobijados con medida de aseguramiento las cárceles Camilo Torres de Magangué y San Diego en la ciudad de Cartagena.

Las menores, de 14 y 12 años se encuentran en un hogar de paso bajo la protección del instituto colombiano de bienestar familiar con el fin de hacerle el restablecimiento de derechos. Por otro lado, la adolescente se encuentra bajo la figura del programa red familiar.

 

 

Cargando