Entre junio y julio se define el futuro de la reserva Van der Hammen

En las últimas horas se llevó a cabo una audiencia pública donde se volvieron a escuchar voces a favor y en contra de la sustracción de la reserva.

Al auditorio de la biblioteca Virgilio Barco llegaron habitantes de la vereda Chorrillos, habitantes de Suba, de Cajicá, de Cota, estudiantes, ambientalistas y funcionarios para discutir, una vez más, el futuro de la reserva Van der Hammen.

Se escucharon voces a favor y en contra de sustraer 150 hectáreas de la actual reserva que en total tiene 1396 hectáreas. Esto hace parte de la propuesta que tiene la Alcaldía de Bogotá para delimitar la reserva y cambiar su categoría para construir 12 corredores viales con el objetivo de acabar con los trancones en el norte de Bogotá.

Entre las voces que estuvieron a favor estuvo un grupo de estudiantes de derecho quienes, incluso están recolectando firmas, para que avance la propuesta del Distrito, se mejoren las vías y se les dé una solución a los trancones, por ejemplo, de la vía Suba - Cota.

“Si se va a construir y se va a causar un perjuicio que esto sea remediado al medio ambiente tenemos que poder llegar a un equilibrio porque lo que está pasando con esta discusión es el reflejo de lo que pasa en el país, la polarización, entonces no estamos diciendo que se acabe con la reserva, sino que lleguemos a puntos medios para tener una solución”, manifestó Juan Felipe Guzmán, vocero de este grupo de estudiantes que apoya la intervención en la reserva.

Lea también: A finales de julio sería radicado el POT de Bogotá

Indígenas del pueblo Muisca también se pronunciaron, pero en contra de la intervención de la reserva ya que les preocupa que allí se construyan 1 millón de viviendas lo que va a generar más contaminación en la ciudad y va acabar con un ecosistema completo de fauna y flora. Con estos argumentos también concordaron defensores del medio ambiente.

“La reserva no puede ser un obstáculo para la ciudadanía, es un espacio que ofrece calidad de vida y si es necesario hacer unas adecuaciones es importante pero aquí no está entrando en discusión qué tipo de movilidad: cinco troncales de Transmilenio y 12 vías o estamos pensando en retomar la propuesta del tren de la Sabana para conectarnos con los municipios vecinos cuál es la mejor manera y más ecológica de hacerlo”, sostuvo Sabina Rodriguez, defensora del medio ambiente, científica y nieta de Thomas Van der Hammen.

A mitad de este año se cumple el plazo de 120 días para que la Corporación Autónoma Regional responda la solicitud del Gobierno de Bogotá para saber si se interviene o no esta reserva.

Lea también: Queman un bus en cercanías a la cárcel La Picota 

Cargando