Judicial

Policía presenta a capturados por muerte de ganaderos en Bolívar

Los cinco capturados quienes formaron un grupo delincuencial común organizado, fueron puestos a disposición de la Fiscalía

En desarrollo de la tercera fase del plan choque, ‘Construyendo seguridad’, efectivos del Gaula de la Policía Nacional, en coordinación con la Armada Nacional y la Fiscalía General de la Nación, lograron en las últimas horas, en el departamento de Bolívar, la captura de 5 personas señaladas como las presuntas autoras materiales del homicidio de los hermanos Dairo Alfonso y Wílmar Rivera Rodríguez.

De acuerdo con las labores adelantadas por el Gaula, se pudo establecer que los hermanos Rivera Rodríguez fueron sacados de manera violenta de una finca ubicada en la vereda la Playa del corregimiento de San Cayetano, municipio de San Juan de Nepomuceno, el pasado 14 de marzo.

Ese día, según las indagaciones, fueron abordados por varios sujetos que, a través de amenazas y portando armamento de corto alcance, procedieron a llevárselos con rumbo desconocido.

Días después, la familia de las víctimas fue contactada por supuestos integrantes de un grupo insurgente, quienes le exigieron la suma de 350 millones de pesos a cambio de la liberación de los hermanos, siendo esta al parecer una estrategia para desviar la investigación según lo establecido por los investigadores del Gaula.

Desde el primer momento en que se tuvo conocimiento de estos hechos, el Gaula de la Policía Nacional y la Armada desplegaron un importante operativo con más de 300 hombres en el sector, quienes de manera ininterrumpida en estos dos últimos meses se lanzaron a la búsqueda de los dos hermanos, que se dedicaban a la ganadería.

Es así como gracias a estas actividades en terreno, entre las que se encuentran seguimientos, labores de campo y de análisis técnicos, se pudo determinar con exactitud la ubicación de los presuntos autores de la desaparición de los hermanos Rivera Rodríguez. Se trata de cuatro hombres y una mujer, identificados como ‘el Guillo’, ‘el Mono’, ‘Javier’, ‘Jésica’ y ‘Jesús’; capturados mediante orden judicial, a través de diligencias de registro y allanamiento llevadas a cabo en los municipios de San Juan Nepomuceno, Arjona y María la Baja.

En el operativo se incautaron un arma de fuego tipo escopeta y siete celulares, varios de los cuales habrían sido utilizados para coordinar las ficticias exigencias económicas por la liberación de las víctimas.

Según las labores de inteligencia, los hermanos Dairo Alfonso y Wílmar Rivera Rodríguez habrían sido asesinados el mismo día en el que fueron privados de la libertad. Así mismo, el día de ayer martes fue identificado el lugar donde los delincuentes enterraron los cuerpos.

Hasta allí se desplazó un laboratorio de criminalística, que realizó las respectivas exhumaciones.
Se espera, no obstante, el dictamen del Instituto de Medicina Legal para establecer la plena identificación de los restos humanos.

Los cinco capturados quienes formaron un grupo delincuencial común organizado, fueron puestos a disposición de la autoridad competente para su judicialización.

Estas personas, presuntamente, harían parte de un grupo de delincuencia común de esta región del país, territorio que, gracias a las acciones desplegadas por la fuerza pública, no cuenta en la actualidad con la presencia de grupos armados organizados.

Cargando