Mujer que agredió a guarda de tránsito se podría quedar hasta sin licencia

Se adelanta un proceso contra el vehículo, la conductora y su acompañante; secretario de movilidad de Cali

La negativa a practicarse la prueba de alcoholemia le genera automáticamente la multa y la infracción máxima, así lo aseguró, William Camargo, secretario de movilidad de Cali en diálogo con Caracol Radio, frente al caso del pasado fin de semana donde una joven en estado de embriaguez protagonizó un hecho lamentable.

El caso se presentó en la madrugada del domingo a la altura de la avenida sexta norte con calle 70, donde una mujer conducía presuntamente en estado de alicoramiento su automóvil y al momento en el que los guardas de tránsito le solicitaron tanto la documentación como la prueba de alcoholemia, su respuesta fue negativa e intenta fugarse del lugar junto a su compañera y finalmente la conductora agredió física y verbalmente a los agentes.

“No acepta la prueba de alcoholemia, pero la negativa a practicarla le genera automáticamente la multa y la infracción máxima, sumada a la implicación del agravante al intentar fugarse del lugar tras el procedimiento”, dijo el secretario de movilidad.

El vehículo fue inmovilizado, la conductora afronta una multa que puede superar los 3 millones de pesos, incluso podría perder su licencia de conducción, sumado al proceso adicional por la agresión a servidor público.

Por su parte la acompañante también deberá responder a un proceso por el intento de fuga.

Ante este tipo de situaciones y donde haya un control rutinario que adelanten los guardas de tránsito, lo correcto es acoger las indicaciones, facilitar los documentos y realizar las pruebas que soliciten porque hacen parte del debido proceso, recomienda el secretario de movilidad de Cali, William Camargo.

Cargando