Diez capturados en ofensiva desplegada contra el narcotráfico en Cartagena

Más de 5.000 dosis de estupefacientes entre marihuana, cocaína y tabletas de clonazepam fueron aprehendidas

La Policía Nacional en Cartagena lideró una ofensiva contra el narcotráfico en cuatro barrios del suroccidente y suroriente de la ciudad, capturando a diez expendedores de drogas e incautando 5.000 dosis de estupefacientes.

 

En medio de este despliegue operativo, funcionarios de Guías Canino, con perros antinarcóticos, ubicaron 23 kilos de marihuana, transportados bajo la modalidad de encomienda desde Antioquia a Cartagena, descubiertos en el interior de un tanque, durante procedimiento de revisión de rutina, en el área de reparto de envíos en una reconocida empresa de mensajería.

 

En otros resultados, la Policía Nacional en coordinación con la Dirección Seccional de Fiscalías de Bolívar, unió esfuerzos en investigación para individualizar, identificar, allanar y capturar personas en puntos de expendio de estupefacientes que afectaban entornos escolares, parques y establecimientos comerciales, colocando en evidencia la cadena criminal y sus autores.

 

Por varias horas, las unidades de la Policía Nacional allanaron viviendas ubicadas en los barrios Pozón, Flor del Campo, Henequén, Villa Corelca, Blas de Lezo, José Antonio Galán y Loma Fresca, capturando a diez integrantes de estructuras dedicadas al tráfico de estupefacientes, algunos de estos traficantes reconocidos con los alias de “Jorgito”, “El Taylor”, “El Isleño”, “El Enano”, “El Militar”, Y “La Cata”.

 

Se destaca que en una vivienda ubicada en el barrio Flor del Campo, fue capturado alias “DIOMEDES”, considerado uno de los mayores expendedores de estupefacientes en el suroriente de la ciudad, incautándole 150 gramos de marihuana, 50 gramos de clorhidrato de cocaína, listos para ser comercializados.

 

Durante tres meses de labores de investigación judicial, se logró recolectar evidencia física y material probatorio suficiente, especialmente con agentes encubiertos y entregas controladas, para obtener las órdenes de allanamiento de domicilios empleados como lugares de acopio y expendio de sustancias psicotrópicas, con afectación a la seguridad y la convivencia.

 

La acción policial se dificultó en algunos casos, ya que varios de los consumidores habituales, alertaban de la presencia de las autoridades en la zona, para evadir los controles policiales.

 

Los capturados, la droga y demás elementos materiales probatorios fueron dejados a disposición de la fiscalía por el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.

Cargando