Parques Nacionales verifica daño ecológico en Bahía Concha

Construcciones que se hicieron en esa playa del Parque Tayrona causaron graves daños en el ecosistema.

Luego de un proceso de extinción de dominio aplicado en tres predios que pertenecían al polémico empresario samario Eduardo Dávila, la Sociedad de Activos Especiales entregó el manejo de los terrenos a Parques Nacionales Naturales de Colombia, porque se encuentran dentro de la jurisdicción de la reserva natural Parque Tayrona, ubicada en Santa Marta, sin embargo, en el lugar ha quedado descubierta una verdadera masacre ecológica.

Así lo revela un comunicado de Parques Nacionales que contiene unas fotografías y que muestra el estado deteriorado de una de las bahías más atractivas del norte de Colombia y en la que habían instalado un peaje, a través del cual cobraban sumas elevadas a turistas y samarios para disfrutar del mar Caribe y el uso de esa zona natural.

“El área presenta alteraciones significativas en su condición natural, demostrando una alta mortalidad de individuos jóvenes de especies de manglar, ubicados en la desembocadura de la quebrada Concha, y los arboles adultos se encuentran sometidos a una fuerte presión por altas tasas de sedimentación y perdida del flujo hídrico, producto de la desviación del cauce natural de la quebrada, la remoción de la cobertura vegetal y del suelo (…) De tal manera, se evidenció una gran intervención a lo largo del valle aluvial, debido a una gran remoción de cobertura vegetal realizada con retroexcavadora, modificando así la estructura natural del suelo, dejándolo expuesto al sol y con pocos árboles adultos”, explica el comunicado de prensa.

Parques Nacionales Naturales de Colombia también expuso que en Bahía Concha ha encontrado “modificada la dinámica hídrica del sistema y su curso, alterando así el proceso natural de inundación a lo largo y ancho del plano aluvial de la quebrada, que pertenece al único río que lleva agua de la Sierra Nevada al interior de esta Bahía, lo que se constituye en un atentado contra el funcionamiento global del sistema”.

Las imágenes y declaraciones de esa entidad también muestran el estado de los predios, en los que se construyeron estructuras con cemento y que requirieron “remoción de suelo y rellenado con arena” que sería la causa de “grandes modificaciones en las tasas de sedimentación y estructura del suelo estuarino, produciendo además un gran cambio en la estructura del hábitat natural de especies como el cangrejo azul y demás invertebrados que habitan en el manglar, afectando la cadena trófica”.

Parques Nacionales Naturales de Colombia ha dicho que realizará las acciones para restaurar los ecosistemas afectados e continuará con las investigaciones, dentro de los procesos en curso, esperando que se generen mayores sanciones contra los responsables.

 

 

 

Cargando