#ParoNacional Por primera vez Transmilenio deja de operar por falta de condiciones de seguridad y de infraestructura

Siguen buscando la boa en San Cayetano

Los vecinos poco duermen por el temor ante el animal de cuatro metros que se come a las mascotas

Foto de Referencia /

Los habitantes de varias manzanas, cercanas a la calle quinta poco duermen. Las noches tienen un ojo abierto y el otro cerrado. Los oídos están despiertos.

Es la expresión de don Henry Henao, un vecino de la zona, quien relata que en uno de los zócalos de la zona fue visto por última vez el animal. Tenía enredado el cuerpo sin vida de un gato al que había estrangulado y estaba a punto de engullir.

Los vecinos dieron la alerta, llamaron a la policía ambiental y desde entonces solo se escuchan en las noches los bufidos de la serpiente, que tendría unos cuatro metros de largo.

"A esta culebra la vieron desde la semana santa y nada que la pueden coger", le dijo a Caracol el señor Henao.

El área en donde están buscando la culebra abarca las calles quinta y cuarta entre las carreras 12 y 13. Una zona llena de caserones , con cielorrasos altos, con techos en teja de barro y con patios grandes, lugares en donde la culebra puede estar a sus anchas.

La zona está llena de trampas con pollos, pero nada que cae la culebra, la que siguen buscando. Las autoridades ambientales tratan de establecer el origen del animal, mientras los vecinos poco duermen y revisan muy bien sus camas antes de acostarse... tanto arriba de las sábanas ... como por abajo para evitar sorpresas...

Cargando