Brutal golpiza a concejal por denunciar discoteca de Villa de Leyva, Boyacá

Según el concejal, los dueños del establecimiento estarían infringiendo normas en su funcionamiento, y al denunciarlo, fue víctima de sus dueños.

El concejal de 66 años José Gabriel Suárez Borrás, denunció ante el cabildo municipal y ante las autoridades de control y vigilancia, que una discoteca estaría funcionando sin los requisitos, pero además generando desordenes e inconformismo para la comunidad que reside cerca del establecimiento comercial.

“La discoteca se ha convertido en un foco de intranquilidad, de desorden, no dejan dormir a los residentes de la zona, y hasta con derechos de petición la comunidad se ha quejado. Yo me he apersonado de esta situación buscando que se aplique la normatividad vigente, ya que están infringiendo la ley, e impidiendo que la gente esté tranquila descansando en esta zona residencial”, sostuvo en diálogo con Caracol Radio el concejal Suárez Borrás.

La denuncia, según la versión del cabildante, le significó a este una golpiza y agresiones verbales por parte de los administradores del local comercial, un hombre y una mujer, quienes agredieron tanto al concejal, que le ocasionaron heridas que conllevaron en una incapacidad de 15 días por parte de medicina legal.

“Ser incisivo en que se cumpla la norma y en que se escuche a la comunidad generó molestias en los dueños del establecimiento, quienes me golpearon a mansalva en un supermercado de Villa de Leyva, cuando yo estaba pagando unos productos que había comprado. Los vigilantes del establecimiento que hace parte de una cadena de supermercados nacional, expulsaron del lugar a mis agresores. Yo pensé que ahí paraba el asunto, pero no: cuando yo estaba intentando abordar mi carro, ellos llegaron por la espalda y me siguieron golpeando, yo soy un hombre de la tercera edad, y estoy operado de la próstata, en donde me golpearon muy fuerte. Recibí golpes en todas las partes de mi cuerpo, y gracias a la gente que pudo presenciar la paliza que me estaban dando, y al chef de un restaurante cercano, no siguieron agrediéndome”, explicó el cabildante.

El concejo en pleno rechazó el acto violento, y mientras tanto, los agresores fueron denunciados por delitos como violencia contra servidor público y lesiones personales dentro de otros.

Además, la victima solicitó protección del estado, toda vez que tras haber sido golpeado, recibió amenazas contra su vida y la de su familia. 

 

Los agresores respondieron a las acusaciones

Caracol Radio buscó a los presuntos agresores. Su versión es muy distinta a la del concejal, y aseguran que el cabildante los provocó, que los discriminó, y que también les pegó.

Explicaron que tienen pruebas porque en una cámara de seguridad, habría quedado grabada la pelea, que según ellos, no se generó por los presuntos inconvenientes de funcionamiento de la Discoteca –Karaoke que administran, sino porque el concejal los acusó de que se estaban aprovechando de la discapacidad de su hija, para lucrarse.

"Y eso no lo vamos a permitir. Sí tuvimos un error en tanto nos fuimos a los golpes, pero la verdad creemos que el concejal falta a la verdad, sobre las heridas. Lo que pasó no es para que tenga una incapacidad tan amplia", señalaron los señalados de ser agresores, en diálogo con este medio.

Indicaron que como se trató de un altercado que al parecer fue exagerado por el concejal, lo demandaran por calumnia, pero además, por violencia de género, por las despectivas palabras que Suárez Borrás habría utilizado contra la menor .

Los agresores fueron denunciados por delitos como violencia contra servidor público y lesiones personales dentro de otros, pero además, ante las autoridades competentes, pedirán que el concejal se retracte de su versión dada a medios, al concejo, y a las autoridades.

Cargando