Valle del Cauca

Restos de algas mejoran la calidad de los suelos agrícolas del Valle

Disminuyen el exceso de sodio en el suelo, controla plagas en los cultivos y aumentan la fertilidad

La alta presencia de Silicio en fósiles de algas o tierra de diatomeas, al ser aplicadas en suelos agrícolas de la región reducen el exceso de sodio, aumentando así la productividad de los cultivos y combatiendo directamente la degradación de los terrenos.

Es una investigación adelantada por Sara Rosero y Nicolás Céspedes, estudiantes de Ingeniería Agrícola de la Universidad Nacional Sede Palmira, quienes emplearon la tierra de algas para mitigar el exceso de salinidad por sodio en los suelos vallecaucanos, uno de los problemas que aqueja esta región.

“Generalmente la tierra de diatomeas se ha empleado para controlar plagas en cultivos de hortalizas y nosotros a través de nuestro trabajo de grado evidenciamos que también tiene otros beneficios, como bloquear la degradación del suelo por el sodio, o sea la salinización, dijo Sara Rosero, una de las investigadoras.

Según la estudiante, las pruebas se llevaron a cabo en el corregimiento de Palmaseca en la zona rural de Palmira, donde después de 75 días de aplicada la dosis de los fósiles de algas se obtuvo una muestra del suelo a 40 centímetros de profundidad para evaluar la salinidad, niveles de pH y el intercambio de nutrientes.

“Los resultados fueron positivos ya que el silicio es un elemento asimilable en el suelo, es capaz de devolver la absorción de nutrientes, permite una buena estructura donde para que haya un buen movimiento del agua y aire, además se logró que sea asimilable por las plantas porque es soluble”, asegura la investigadora.

La aplicación de las algas fosilizadas convertidas en tierra puede reemplazar al yeso y al cal, sustancias que son utilizadas en los tratamientos convencionales para mejorar la calidad de tierra.

Cargando