Universidad Santiago de Cali

Adopta un Condenado, la nueva propuesta para la resocialización

Es un iniciativa de la Universidad Santiago de Cali con el apoyo del Inpec

Mientras el hacinamiento carcelario es un problema no solo de las cárceles del Valle del Cauca sino del todo el país, en Cali nace la iniciativa ‘Adopta un condenado’ a través de la concepción del plan padrino para atender la problemática.

Además, el proyecto busca la resocialización de los condenados y a la vez brindar asesoría jurídica a aquellas personas que no cuentan con abogados ni recursos económicos.

Serán 34 estudiantes de derecho de la Universidad Santiago de Cali quienes con el docente y abogado especialista en derecho penal Darío Valencia iniciarán la ardua labor de Adoptar un Condenado.

La iniciativa contará con el apoyo no solo de la USC sino también de abogados del Magazín Jurídico, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario a través de las cárceles de Villahermosa y Jamundí, el Juzgado Tercero de Ejecución de Penas de Cali, la Defensoría del Pueblo, entre otros.

“La idea nace desde la concepción del plan padrino, así como adoptan una mascota, un abuelito, un niño, etc… pero jamás a nadie se le había ocurrido un adoptar un condenado. Como docente por más de 20 años presenté la propuesta y fue aceptada”, dijo Darío Valencia educador de la USC y coordinador de Adopta un Condenado.

Los estudiantes que pueden acceder a este programa deben haber superado por los menos el cuarto semestre de derecho, los cuales una vez listos, pueden acceder a la información que reposa en los registros del Inpec y los Juzgados de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad con el fin de apoyar el caso del condenado.

Según el docente, los 34 estudiantes que fueron seleccionados, ya fueron acreditados para que puedan examinar los documentos de aquellos condenados que poseen beneficios como: libertad preparatoria, 72 horas sin vigilancia, libertad condicional, traslados, entre otros.

“En el plan piloto no vamos a trabajar con reclusos acusados de delitos graves, por lo pronto el estudiante va conociendo los delitos menores . No habrá contacto con los condenados, es un ejercicio académico”, puntualizó.

A través de ‘Adopta un Condenado’ también se pretende que los santiaguinos puedan trabajar de manera conjunta con psicólogos, trabajadores sociales, comunicadores y profesionales de las áreas de la salud, entre otros, fortaleciendo sus competencias académicas y sociales en beneficio de la resocialización.

Cargando