Procuraduría suspende al alcalde de Mariquita, Tolima

La decisión fue apelada por la defensa del alcalde.

La Procuraduría General de la Nación sancionó con suspensión de diez meses e inhabilidad especial al alcalde de Mariquita, Alejandro Galindo Rincón, por no tramitar en los términos legales una recusación que le pedía declararse impedido para ejecutar la retoma del sistema de redes de acueducto, alcantarillado y aseo del municipio.

Podría interesarle: Sin recolectores de café se encuentra el Tolima.

En fallo de primera instancia el Ministerio Público estableció que aunque el alcalde respondió negativamente la recusación presentada, omitió enviarla a la Procuraduría Regional del Tolima para que decidiera si procedía o no el recurso. Además, se siguió con el proceso de retoma de las redes de servicios públicos, cuando por ley debía suspenderlo mientras la Procuraduría adoptaba una decisión al respecto.

El ente de control señaló en el fallo que los servidores públicos no pueden decidir unilateralmente si proceden o no las recusaciones en su contra, pues en aras de brindar imparcialidad y garantizar que las actuaciones administrativas se adelantan adecuadamente, esos recursos deben cumplir todo el trámite legal establecido.

La Procuraduría calificó la conducta de Galindo Rincón como una falta gravísima cometida con culpa grave, el abogado del alcalde interpuso recurso de apelación a la decisión que tomo el organismo de control en primera instancia.

Cargando