Secretaría de Salud

Precauciones y recomendaciones en el consumo de pescado para Semana Santa

La Secretaría de Salud de Medellín hace algunas recomendaciones para el consumo de pescado en esta época religiosa.

El pescado es un alimento que, en ocasiones, olvidamos incluir en nuestra alimentación diaria sin recordar que es muy completo tanto en su parte nutricional como por sus propiedades curativas.

Además, contiene pocos hidratos de carbono (menos del 2%), pero, en cambio, tienen una gran cantidad de minerales (fósforo, calcio, yodo, flúor y hierro) y vitaminas (A, D, E y del grupo B), éstas, junto con el hierro, se encuentran en mayor proporción cuanto más graso es el pescado. Sin embargo, resulta conveniente recordar que la grasa del pescado es cardiosaludable al contrario de las carnes rojas.

Vea también: Programación especial del Parque Arví en Semana Santa

Para identificar la frescura del pescado, se debe observar las siguientes características: olor suave a mar, (evitar si éste es muy penetrante); ojos transparentes, elevados y brillantes, nunca opacos; piel brillante, elástica y de color encendido, con las escamas adheridas; branquias o agallas de color rojo intenso, húmedas y brillantes; consistencia rígida, carne muy firme y adherida a la espina.

Para saber si un filete es fresco, sólo se debe apretar con el dedo: si la carne es firme y elástica, es fresco. Si queda una huella, no lo compre. Cuando adquiera filetes de atún o pez espada, sólo acepte los que tienen pocas manchas oscuras.

Si se trata de pescado en lata, busque en la etiqueta el contenido de sodio y grasa. Cada día crece la oferta de pescado en conserva al natural y con poca sal.

Una manera de identificar un pescado azul de uno blanco es mediante su aleta caudal, que en el pescado azul es en forma de flecha o "V", a diferencia del blanco que suele ser redondeada, además es más musculoso y de tonalidad más oscura.

Cargando