Corponor monitorea zona del desastre por atentado al Oleoducto

Autoridades ambientales en alerta máxima en el Catatumbo

Las autoridades ambientales a través de la Corporación Ambiental del Oriente Corponor intensificaron el monitoreo en los afluentes del Catatumbo por la contaminación que provocan los ataques terroristas contra el oleoducto Caño Limón Coveñas.

En menos de 72 horas los violentos se ensañaron contra la infraestructura petrolera en la zona rural de Tibú donde se provocó el derrame de crudo hacia algunos ríos de la zona.

Funcionarios de la Corporación activaron una mesa de seguimiento para evaluar el impacto que se ha generado sobre la zona donde se ha generado la expansión del petróleo luego de los actos violentos.

Se mantiene una vigilancia especial a la bocatoma del acueducto para evitar situaciones de contaminación que terminen colocando en riesgo el consumo del agua para los tibuyanos.

Las autoridades no descartan que la acción haya sido provocada por uno de los grupos guerrilleros que delinque en la zona norte del departamento.

Cargando