15 mil millones destinados para un colegio en Cartagena se pueden perder

La obra está paralizada debido a que el predio, que es propiedad del Distrito, no ha sido cercado y se encuentra perturbado por un cambuche

Hay preocupación porque no han iniciado las obras para el colegio de Villas de Aranjuez, que beneficiará a cerca de 1.000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes que recibirán formación básica primaria y secundaria, y que estará equipado con más de 40 aulas, biblioteca, auditorio, comedor, laboratorios, áreas deportivas y un centro para la primera infancia.

De acuerdo al Plan de Desarrollo (2017-2019), que construyó la comunidad de Villas de Aranjuez de manera participativa, se priorizó la construcción de una institución educativa debido a que en el barrio más de 300 niños y niñas en edad escolar (6-17) no están estudiando, el 28% de los jóvenes entre 15 y 24 años ni estudia ni trabaja, y los que estudian lo hacen fuera del perímetro, incurriendo en gastos de transporte que sus padres muchas veces no pueden costear.

“¿Tú sabes lo bueno que es tener la tranquilidad de que nuestros hijos y jóvenes del barrio estén asistiendo al colegio, que pueden formarse para tener un proyecto de vida? Eso es algo muy bonito, porque aquí en Villas de Aranjuez, nos urge el colegio y hoy nos preocupa que la oportunidad de tener uno que ya tiene todos los recursos para hacerse, esté frenada”, comenta Lidibeth Hernández Almeida, habitante del barrio.

La esperanza del colegio que ven los cientos de familias de esta comunidad fue proyectada como una realidad, gracias a la donación de la cantante colombiana Shakira y su Fundación Pies Descalzos, el Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa, la Fundación Mario Santo Domingo y el Distrito, quien ya cuenta con los 15.000 millones de pesos para la construcción del colegio.

Sin embargo, la construcción está paralizada debido a que el predio, que es propiedad del Distrito, no ha sido cercado y se encuentra perturbado por un cambuche sobre el derecho de vía, y aunque el Distrito tiene todas las pruebas y documentos que lo legitiman como propietario, las autoridades locales han omitido la restitución y protección del bien fiscal.

La preocupación de Lidibeth es la misma de muchas familias del barrio Villas de Aranjuez, al ver que la construcción del colegio destinado para su comunidad, está paralizada: “Los más afectados son los niños, las guarderías son muy caras y aquí hay gente que vive al diario con $5.000. El colegio de Villas nos ayudaría a brindarles la oportunidad de formarse y desarrollar habilidades”, afirmó Edilce López, una de las líderes de la comunidad, quien hace mención al 64% de los niños y niñas de primera infancia de Villas de Aranjuez que no reciben ningún tipo de atención escolar.

Según las cifras de la encuesta Cartagena Cómo Vamos, la tasa de cobertura de la educación en la ciudad es deficiente, ya que en los niveles de preescolar es de un 71% y en la media que incluye los grados de décimo y once es de un 50%.

Además, la tasa de deserción en los niveles de preescolar es la más alta desde 2010, un 6% de niños y niñas abandonan el colegio en preescolar y un 4% lo hacen en secundaria, por lo cual, un mega colegio como el que se tiene proyectado en Villas de Aranjuez, ayudaría a resolver las problemáticas educativas que enfrenta el Distrito en la actualidad y a darle una mejor calidad de vida a las más de 2.000 familias que conforman la comunidad.

Ante esta situación, el Gobierno Nacional ha venido solicitando que se proceda con la defensa del bien público y se permita que el colegio de Villas de Aranjuez sea una realidad.

 

 

Cargando