#QueTerminenLasCarreteras

Ruta del Cacao e Hidrosogamoso jalonan el turismo en Santander

La ampliación a doble calzada de la vía entre Lebrija y Barrancabermeja significa mayores facilidades para llegar al embalse construido por Isagen.

La Ruta del Cacao será una solución a los problemas de movilidad entre Bucaramanga y el Magdalena medio, pero además será un complemento para los emprendimientos turísticos que se han generado tras la construcción del embalse de Hidrosogamoso estima la gobernación de Santander y comerciantes de los municipios de Betulia y Lebrija.

Lea además: Comerciantes se oponen al nuevo trazado de la Ruta del Cacao.

De hecho, la región se ha convertido en epicentro de actividades recreativas alrededor del gran espejo de agua construido por Isagen, para la generación de energía de una ciudad del tamaño de Bogotá.

Lea también: No hay licencia ambiental para un tramo de la Ruta del Cacao

Martha Liliana Carrizosa, propietaria de un restaurante ubicado cerca de la represa dijo a Caracol Radio que la nueva vía permitirá un mayor flujo de viajeros. “Tenemos una buena vista, podemos ver la hidroeléctrica; viene mucha gente a practicar deportes náuticos. Esto va mejorando con el favor de Dios”.

Lea también: Ruta del Cacao, la 4G que acercará el Magdalena medio

Teresa Pelayo Rey, otra comerciante dedicada la venta de arepas, en una de las márgenes de la carretera plantea la necesidad de que la vía 4G se construya por el trazado actual de la carretera entre Bucaramanga y Barrancabermeja. “Somos 42 negocios, con cámara de comercio. Aquí crié dos hijos, dos nietos y vivimos de los negocios”, relata.

Se calcula que cuando la vía esté terminada, el trayecto entre Bucaramanga y Barrancabermeja se hará en apenas una hora y media.

Cargando