Concejal ha faltado a más de 100 sesiones en Villa de Leyva, Boyacá

A propósito de la frase “trabajen vagos” Caracol Radio encontró un concejal altamente ausente, recibe pagos de ley y piden su pérdida de investidura.

Caracol Radio conoció en primicia que el concejal de Villa de Leyva Oscar Guerrero López del partido Opción Ciudadana, ha brillado por su ausencia faltando a 107 sesiones del tiempo que ha sesionado el cabildo municipal.

Esto quiere decir que Guerrero no ha asistido a un año de sesiones de los 3 años y 4 meses que lleva sesionando el concejo, ya que en promedio la corporación de ese municipio de sexta categoría, sesiona más de 100 veces al año.

Pese a la irresponsabilidad señalada y probada por parte del concejal, quien ni siquiera ha ido a contestar lista, recibe del estado, del erario del municipio, el beneficio económico de salud, y una póliza de vida que por ley tienen derecho los concejales.

El presidente del concejo de Villa de Leyva, Juan Camilo Castellanos, corroboró con documentos en mano las ausencias del concejal, en Caracol Radio: “de esas 107 sesiones que él no ha asistido ha dejado de votar más de 30 proyectos de acuerdo del consejo municipal, que son proyectos para el desarrollo del municipio en temas de vías, educación y demás, que es lo más grave para el municipio”.

Este medio conoció la queja disciplinaria que cursa en contra del concejal Óscar Guerrero, señalado por sus denunciantes como el más vago de Boyacá, por sus inasistencias reiteradas a las sesiones. En diciembre del año pasado se instauró una demanda por causal de pérdida de investidura y otra por destitución contra el concejal Guerrero, por faltar sin justa causa a tres o más sesiones plenarias desde el año 2016.

Vale decir que ninguna de las ausencias a las sesiones del elegido por voto popular ante el concejo de Vila de Leyva, Óscar Guerrero, ha sido excusada por fuerza mayor o incapacidad médica, razón por la cual, no han sido validadas o certificadas por la secretaría general del concejo sus faltas.

 

GUERRERO RESPONDIÓ POR QUÉ FALTA AL CONCEJO

En diálogo con Caracol Radio, el concejal que estaría a punto de perder su investidura por no asistir a las sesiones del cabildo municipal para definir aspectos de impacto para la comunidad y para la localidad, sostuvo que sus faltas han sido argumentadas bajo el principio de que aparte de ser concejal, es abogado litigante, que estudia postgrados, y que incluso, ha estado enfermo en algunas oportunidades.

Adujo que esta denuncia es una retaliación de sus compañeros concejales porque él hace parte de la oposición. Además, negó que haya sido debidamente notificado a las sesiones.

“Hay que entender que el 80% de los concejales de Villa de Leyva no son profesionales, el que me está denunciando solo tiene hasta 5 de primaria, el concejal José Demetrio Montañez, así suene peyorativo, y mi actividad también depende de litigar, y yo estoy sustentando estudios continuados en administración pública en Bogotá, esas inasistencias las justifique ante el concejo. Ellos están buscando a ver como dañan mi gestión”, sostuvo.

Agregó que “las inasistencias se dan porque yo me muevo entre Tunja, Villa de Leyva y Bogotá, en un gran porcentaje tengo pruebas, nunca se me notificaron las sesiones del concejo. El presidente del consejo dice que yo tenía que estar pendiente y detrás de ellos para saber cuándo eran estas citaciones. Yo tenía que dormir con un colchón a la puerta del concejo para saber cuando se iba a hacer sesiones”.

Hay que decir de acuerdo con la ley 136 de 1994, una de las causales de destitución de los concejales, es la inasistencia en un mismo periodo de sesiones a más de 3 sesiones plenarias en las que se votan productos de acuerdo sin que medie fuerza mayor.

Además en el acuerdo 007 del reglamento interno el consejo, en el artículo 56 parágrafo uno, dice que los concejales podrán perder su investidura por la inasistencia en un mismo periodo de sesiones a 5 sesiones plenarias o de comisión en las que se voten proyectos de acuerdo, según la ley 617 del 200 artículo 48, numeral 2.

De otro lado, en el año 2017 el Icetex emprendió un proceso jurídico en contra del cabildante en cuestión, y solicitó a la corporación edilicia, que se le embargaran los honorarios por las sesiones de control político a las que había asistido.

En su momento el concejal Guerrero aseguró que la acción de cobro a través de una empresa de cobranzas, se desató cuando en el año 2005 solicitó un préstamo por 3 millones 500 mil pesos y aunque según dijo pagó varias cuotas, incrementaron ostensiblemente los intereses ascendiendo a 9 millones 500 mil pesos la deuda, que además lo habría puesto con reportes en centrales de riesgo.

Sobre el centenar de inasistencias del concejal Guerrero, sus compañeros esperan que las autoridades de vigilancia y control competentes, tales como la Procuraduría General de la Nación, se pronuncien oportunamente, y llamen la atención necesaria para que el resto de funcionarios públicos elegidos por voto popular den ejemplo cumpliendo a cabalidad con sus obligaciones.

Cargando