7 DE ABRIL DE 2019

"El éxito persigue a quienes se preparan": Guillermo Gómez Archila

Un hombre nacido en el barrio Santa Cruz de Girón se formó como terapeuta familiar en la "universidad de la vida".

Cuando era un niño, Guillermo Gómez Archila armó junto a su hermano, una carro de balineras para llevar el mercado de una de sus vecinas. Más que el premio por hacer el mandado, un banano, lo que quedó de esa experiencia fue un dicho que hoy pregona: "el que trabaja no come paja".

Como no pudo ingresar a la UIS para cursar la carrera de Geología, una vez egresó del colegio Francisco Serrano Muñoz de Girón, entró a trabajar devengando un mínimo, en una empresa de plásticos del centro de Bucaramanga. Luego trabajó como vendedor de zapatos hasta que en el año 2007 llegó la crisis que generó la importación masiva de calzado desde China.

Y fue en ese receso cuando habría de encontrar un modo de vida que hoy le satisface: dictar conferencias y brindar asesorías a familias que enfrentan problemas. El momento revelador para esta historia ocurrió cuando iba en un bus del servicio público y quiso entregar un consejo a una pareja de novios. Su discurso caló al punto que el conductor apagó la música y todos los pasajeros se quedaron escuchándolo.

Ahora, va de colegio en colegio, dictando charlas; ha escrito dos libros y tiene listo un tercero. A su estilo, se convirtió en un coach familiar que acuña frases y dichos populares para usarlos cuando entra "en escena" como lo hizo en el Personaje de la Semana.

 

Cargando