SERVICIOS

Juez ordena cierre de planta de sacrificio de San Gil

El cierre tendría que ocurrir el 16 de abril próximo. Alcaldes de la provincia Guanentina se declaran preocupados.

El Juez 15 administrativo de Santander Eduard Avendaño, el mismo que ordenó el cierre de El Carrasco, ratificó que no podrá funcionar más la planta de sacrificio animal del municipio de San Gil, a partir del 16 de abril.

Este matadero sirve a habitantes de más de 10 municipios de dos provincias de Santander, lo que para el alcalde de San Gil, Ariel Rojas, tendría impactos negativos para el precio del consumidor, "esto traería consecuencias graves porque no es lo mismo venir a sacrificar a Bucaramanga a más de cuatro horas, o a municipios como San Joaquín. Se nos aumentaría la ilegalidad en mataderos que no se podrían controlar ni siquiera con la Policía". 

Según el alcalde, ya hay un privado con recursos para la construcción de una nueva planta y solo falta la licencia.

"Ya hay un interés y lo que buscamos es que el juez amplíe el plazo de cierre hasta enero de 2020 que es cuando ya debe estar lista la nueva planta", dijo Rojas.

Actualmente hay dos acciones de tutela que podrían frenar el cierre del lugar el 16 de abril.

¿Porqué se cierra?

Habitantes del barrio Villa Del Prado que está contiguo al matadero en San Gil interpusieron en 2004 una acción de tutela por malos olores, desde ese momento se habían venido postergando los cierres hasta este año cuando ya el juez 15 Administrativo dio una fecha concreta. 

Cargando