Las lluvias bajan las ventas de los informales de Ibagué

La competencia desleal con los venezolanos es otro problema que tienen los ambulantes.

Caracol Radio Ibagué hizo un recorrido por las calles de Ibagué, para conocer la realidad de los vendedores informales que comercializan con agua, jugos, helados y otro productos fríos, lo cuales poco se venden en esta temporada invernal.

Uno de los ‘dignificados’ es John Caicedo, quien vende paletas, helados y bonice, desde las 8 de la mañana hasta las 7 de la noche, pero las lluvias han afectado sus ganancias que son el sustento de su familia.

“Yo me hacía al día en promedio, 80 mil o 100 mil pesos diarios, pero ahora con tanta llovedera sólo me hago entre 20 y 15 mil pesos. Diariamente me gasto en mi casa entre 35 mil y 40 mil pesos y si en el día me hago 15 o 20 mil no da ni para mis gastos, ni para cumplirle al patrón, porque yo le trabajo a una empresa” expresó Caicedo.

Por su parte, Rosa Guzmán, propietaria de una de las casetas ubicadas en el parque Manuel Murillo Toro, manifestó que se ha visto afectada, pero considera que el principal problema en las ventas se debe a la economía que atraviesa la ciudad: “Ahora no hay plata para nada y con tanta lluvia esto se pone pésimo y la gente no sale. Por ejemplo, la semana pasada, hubo varios eventos en el parque, pero la gente poco compraba”.

Otro de los problemas que enfrentan los comerciantes, están relacionados con el aumento de la presencia de vendedores venezolanos que han llegado al centro: “La llegada de los venezolanos nos han perjudicado mucho, porque nosotros damos una paleta en mil pesos y ellos la venden en 500 pesos, lo que genera una competencia desleal” afirmó Caicedo.

Por ahora, el Ideam pronosticó que la temporada invernal sigue en el país.

Cargando