Celsia será una empresa inversionista en energía

Deja de ser una E.S.P. y se consolidará como sociedad inversionista en infraestructura eléctrica.

Para Celsia, empresa de energía del Grupo Argos, 2018 fue un año de importantes logros económicos, empresariales y de ejercicio sostenible hacia las inversiones futuras.

En su ejercicio económico del año pasado 2018, Celsia obtuvo ingresos consolidados por $3,4 billones, una ganancia neta de $351 mil millones de pesos, inversiones por $618 mil millones, y cerró el período con ebitda de $1,13 billones.-

Su estrategia organizacional fue respaldada por la Asamblea General de Accionistas, con importantes decisiones, como la aprobación de un aumento del 8,2% en el dividendo, que genera una rentabilidad del 4,2% sobre el precio de la acción; una reforma estatutaria, que incluye el cambio de denominación social para dejar de ser ESP (Empresa de Servicios Públicos) y modificaciones al objeto social para seguir creciendo en el mundo de la infraestructura eléctrica, entre otros.

El presidente de la Junta Directiva, Jorge Mario Velásquez, destacó "la velocidad que ha adquirido Celsia para evolucionar cuidadosa y ágilmente, sumada a su vibrante cultura interna de innovación y servicio a los clientes, son claves para posicionarla como un actor cada vez más relevante en este renglón de la economía".

Añadió: "seguimos avanzando con pasos decididos en la estrategia trazada: consolidarnos como un competidor diferente que está listo para aprovechar las tendencias mundiales de la industria, a favor de la generación de valor compartido y la promoción del desarrollo y la competitividad en todas las regiones donde tenemos presencia".

El Líder de Celsia, Ricardo Sierra, sentenció: "Seguiremos impulsando la incorporación de energías renovables y optimizando la gestión de nuestros activos. Y como empresarios y como ciudadanos, entregando nuestra mejor energía para un país que se merece el mejor de los escenarios futuros".

Destacó el reciente anuncio sobre la adquisición que se hará a través Epsa de los activos de distribución y el negocio de comercialización de energía eléctrica en el Tolima.

Señaló que esta transacción además de permitirle lograr una de las grandes metas de la organización de manera anticipada de llegar al millón de clientes atendidos; también le representará a un incremento del 14% en el Ebitda consolidado de la compañía y un 50% del Ebitda del negocio de transmisión y distribución.

 

Hitos más importantes

La entrega oportuna de los 7 proyectos asignados a la organización en el marco del Plan5Caribe, que cumple así en cronograma los compromisos asumidos con el Gobierno Nacional y la Costa Norte, con inversiones estimadas en $480 mil millones.

La puesta en operación de Celsia Solar Bolívar, el primer proyecto a gran escala de generación fotovoltaica en el Caribe, con una capacidad de 8,1 MW, que equivale a darle energía a unas 7.400 viviendas. Está conectada al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

La estructuración del programa de bonos verdes, a través de Epsa, por valor de COP 420.000 millones para financiar el desarrollo de proyectos de energía renovable no convencional.

La instalación de 27 techos solares en Colombia, entre ellos Racafé, en el Huila y las universidades ICESI en Cali, y EIA en Medellín, entre otros lugares. Además del inicio de la construcción del techo solar del aeropuerto El Dorado, en Bogotá.

Los primeros proyectos de generación solar en Centroamérica: se entregaron los techos solares de las primeras 60 viviendas del conjunto residencial La Hacienda, del Grupo Provivienda, y en Costa Rica se instaló otro proyecto en la Compañía de Galletas Pozuelo.

La compañía completó 17 estaciones de recarga para vehículos eléctricos en Bogotá, Cali, Cartagena y el Valle de Aburrá, Colombia. Iniciando 2019 instaló la primera en Ciudad de Panamá.

El programa ReverdeC llegó a los 2,6 millones de árboles sembrados en el Valle del Cauca. Cada dos minutos se sembró un árbol en 30 municipios del departamento. Hoy la región tiene más árboles que capturarán 13 mil toneladas de CO2.

Cargando